La necesidad tiene cara de souvenir

La selección femenina vende remeras, tazas y pins para poder ir a los World Games en agosto

Se vino el frío. El viento de la Playa Pocitos. La gripe merodeando entre la arena. Y ahí estará un grupo de jugadoras uruguayas entrenando para una competición internacional. 

Su preparación no consistirá solo en cuestiones técnicas y físicas del beach handball. También se enfocará en conseguir los fondos para costear el viaje.

Por eso, desde hace un par de meses, venden remeras a $ 350, pins a $ 25 y estudian el precio que le pondrán a las tazas.

Así, peso a peso, para llegar a lo que estiman será un costo de pasaje de US$ 1.500 para llegar a Cali para disputar entre el 1º y el 4 de agosto los World Games, un encuentro deportivo que se celebra cada cuatro años y que nuclea a todas las competencias deportivas no olímpicas.

Las chicas no cuentan con apoyo oficial porque la Federación Uruguaya de Handball destina los fondos que recibe de la Dirección Nacional de Deportes (Dinade) para sus selecciones de sala.

El mayor femenino, por ejemplo, debe viajar en unas semanas a Dominicana para el Panamericano clasificatorio para su Mundial. Y la plata no alcanza para todas. 

“El problema fue que nos avisaron muy sobre la fecha que no íbamos a tener apoyo”, dijo a El Observador Natasha Lachaise, quien en el Mundial de Cádiz 2008 fue elegida como la mejor puntera del certamen.

“Entonces se armó toda esta movida. Hay cuatro chicas que están yendo cada vez que hay partidos en la Liga ACB (un torneo social de hándbol). El sábado, en la cancha de Rowing hicieron $ 8.000”, contó entusiasmada.

“En Cádiz tuvimos apoyo del Ministerio pero igual tuvimos que pagar US$ 500. Ahora la idea es no pagar nada”, afirmó. Las remeras se venden a través del Grupo Facebook “Selección Uruguaya de Beach Handball".


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios