La NBA vuelve a enamorar: ¿Quien será el MVP?

La NBA tiene cuatro candidatos a mvp, lo que no pasaba desde 1989, cuando pelearon por el cetro magic Johnson, Michael Jordan y charles Barkley

En la recta final de la temporada regular, la NBA regala espectáculo en la lucha por clasificar a playoffs, pero también bastante más allá. Las máximas estrellas corren su propia carrera por ser elegido el “Most Valuable Player” (MVP) o jugador más valioso. Este año son nada menos que cuatro candidatos, que pelean cada noche casi cabeza a cabeza.

No hay una contienda por el estilo desde 1989, cuando tres nenes peleaban por ese trompo: Magic Johnson, Charles Barkley y Michael Jordan. Y ese es un buen síntoma de los tiempos que corren: tras años de mucha diferencia entre los dos o tres de arriba y el resto, la desintegración como  fuerza dominante de la Liga de Miami Heat dejó una competencia pareja, con varias estrellas elevando el nivel de sus equipos y regalando a los fans muchas opciones para seguir y volverse fanáticos. A falta de un par de semanas para terminar la fase regular, la carrera parece haberse limitado a cuatro candidatos al mejor jugador: Stephen Curry (Golden State Warriors), James Harden (Houston Rockets),
Russell Westbrook (Oklahoma City Thunders) y Lebron James (Cleveland Cavaliers).

Todos tienen argumentos para ser elegidos, y para eso ayuda que el criterio de votación del MVP en la NBA es libre.

Las guías invisibles ayudan a tener varios candidatos arriba de la mesa. ¿Se debe elegir al más talentoso? ¿Al de mejores estadísticas? ¿Al más influyente en su equipo? ¿O al mejor jugador del mejor equipo?

Los periodistas especializados de Estados Unidos tendrán la palabra, y aún allí hay lugar para la polémica: cada uno debe votar cinco candidatos en orden del 1 al 5, con puntaje decreciente. Ese sistema le sacó el título a Barkley en 1989 a manos de Magic Johnson, a pesar de ser el más votado como mejor jugador, lo que llevó a “Sir Charles” a protestar durante toda su carrera argumentando que había sido el mejor.

Ante todo, el final de carrera es apasionante, y un argumento más de por qué la NBA está recuperando el brillo y fanatismo de antaño.

Lebron James
el mejor jugador
A esta altura nadie podría ni discutir a The King James. Se fue del ganador Miami  Heat a su pueblo natal, y trasformó a los Cleveand Cavaliers de un equipo de media tabla a un contendiente por el título. Tuvo una floja  primera mitad de temporada, en parte porque se perdió muchos partidos por lesión, pero desde enero tiene el mejor récord de la Liga: 27-7, además de la ofensiva más eficiente (112 puntos cada 100 posesiones). A nivel individual promedia 25 puntos (tercero en la liga) y siete asistencias (séptimo). Pero su grandeza también conspira en su contra: no es la mejor temporada de su carrera, y además pelea contra un “efecto cansancio”: ya ganó cuatro veces el MVP, por lo cual la gente suele tender a votar a nuevos nombres.

Russell Westbrook
los mejores números
El base de Oklahoma City Thunders tiene números que impactan: mejor goleador de la liga (27,7 por partido), cuarto en asistencias y segundo en robos. Es el hombre orquesta de Oklahoma desde que Kevin Durant (último MVP) se lesionó por toda la temporada, lo que dio la oportunidad ideal para que Westbrook se mostrara como capaz de liderar la franquicia. Pero su gran actuación individual no se traduce en resultados: Oklahoma está octavo en la conferencia oeste (42-35), y pelea palmo a palmo con New Orleans por el último lugar. Es decir: a pesar de todas las impactantes cifras de Westbrook, su equipo es de nivel medio, lo que puede herir sus expectativas de MVP, sobre todo si se queda fuera de la definición.

Stpehen Curry
el mejor en el mejor equipo
Es uno de los criterios más lógicos con los que se ha elegido al mejor jugador de la liga. El base maravilla que disfruta hoy la NBA lidera a un equipo que está imparable, con un récord de 63 ganados y 14 perdidos, y que es uno de los mayores candidatos al título. Pero además, sus estadísticas individuales también apuntalan su candidatura: “Steph” es el sexto mejor anotador de la liga (23,6 puntos promedio), el sexto en asistencias (7,7) y el cuarto en robos. El joven armador lidera un equipo parejo, y por eso no está más arriba en las estadísticas, pero a esta altura es el principal candidato a llevarse el premio.

James Harden
el jugador indispensable
El escolta de Houston Rockets está muy parejo en números con Westbrook: es líder en goleo, noveno en asistencias y  quinto en robos, y también se ha tenido que hacer cargo del equipo ante la falta de su estrella principal, Dwight Howard, que solo jugó 32 partidos de la temporada por lesión. Pero la diferencia entre ambos es que el rendimiento de Harden ha sido mucho más decisivo que el del base de Oklahoma, al punto que casi él solo ha llevado a los Houston Rockets al segundo lugar de la difícil conferencia oeste, con una estadística de 52-24.


Populares de la sección

Comentarios