La misión fue cumplida

Los uruguayos fueron segundos y dieron un gran paso en pro del título
Un enorme resultado consiguieron los uruguayos Rodrigo Zeballos/Sebastián Dotta en el Rally de Santa Cruz de la Sierra disputado en Bolivia. A bordo del Mitsubishi Evo 10, el equipo compatriota consiguió el segundo lugar en la categoría RC2N y con ello dieron un paso fundamental en pro de lograr el gran objetivo de consagrarse Campeones Sudamericanos de la especialidad.

La gran actuación de la tripulación celeste se vio además reflejada en la clasificación general donde arribaron en cuarto lugar.

La meta de Zeballos/Dotta en la extrema competencia boliviana era primero que nada terminar la carrera para no ceder puntos ante sus adversarios de turno en la lucha por el título. Ese objetivo se cumplió pero le agregaron una gran actuación ya que los puntos del segundo lugar adquieren gran dimensión al quedar sus rivales por detrás en el clasificador final.

Solo fueron superados por el equipo local conformado por Sebastián Franco/Diego Startari (Mitsubishi Evo 10) pero tampoco les interesó a los uruguayos darles pelea pues los bolivianos solo compitieron en su tierra y no siguen el certamen continental de rally (CODASUR).

Zeballos/Dotta sabían de antemano que se iban a enfrentar a una competencia que tiene dos aspectos decisivos: el piso arenoso que obliga a un gran desgaste del auto de carrera y la altísima temperatura ambiente siempre cercana a los 40 grados.

Se prepararon para ello, armaron su estrategia de carrera y la cumplieron al pie de la letra acelerando fuerte cuando las condiciones estaban para no dañar el auto y prudencia cuando las enormes huellas en la arena y las piedras lo aconsejaron.

Fue la primera etapa –la más dura- donde el equipo compatriota sacó a relucir su jerarquía, la misma que los ha distinguido en el rally de nuestro país. Ese día fue decisivo para consolidar el segundo lugar y poner distancia que los directos rivales por el título Sudamericano.

Al otro día –domingo- salieron a administrar la carrera en base a la diferencia lograda con sus escoltas cuando sobrevino en la zona de Santa Cruz de la Sierra un imponente diluvio que obligó a los organizadores bolivianos a suspender los tres últimos tramos de la carrera.

Con este resultado, Zeballos/Dotta lograron el premio que con enorme esfuerzo fueron a buscar a Bolivia: los puntos logrados les permiten ahora mirar con optimismo la definición del certamen CODASUR la que precisamente se define en Uruguay y en un terreno que les es muy fiel como las sierras del departamento de Lavalleja en noviembre.

Por su parte, otro equipo uruguayo presente en Bolivia fue el que conforman Fernándo Zuasnábar/Martín Rodríguez (Mitsubishi Evo 9). Hicieron una gran primera etapa pero se rompió la dirección tras el último tramo del sábado y quedaron fuera de carrera. Reengancharon para el siguiente día y arribaron quintos sumando los puntos de la etapa de ese día.

Uruguay en lo más alto del podio

En una carrera luchada durante las 14 vueltas pactadas, el piloto uruguayo Andrés De Araújo se alzó con su primera victoria en la categoría Copa Bora 1.8T. Con sede en el autódromo de Paraná, el volante compatriota empezó a construir su primer triunfo en el vecino país en su año estreno en la monomarca a partir de la jornada clasificatoria. Fue allí donde consiguió establecer la pole position –primera para él- por escaso margen lo que presagiaba una gran batalla por la victoria en la carrera final.
Y así fue. Partiendo desde la posición de privilegio, Andrés De Araújo aprovechó esa condición para no soltar el liderazgo de la carrera desde la primera vuelta.
Pero tuvo que abrir todo el repertorio de maniobra para defender ese primer lugar en una carrera dura, áspera, sin cuartel de principio a fin especialmente contra el líder del campeonato y máximo candidato a la victoria, el argentino Franco Morillo.
Pero el uruguayo pudo más y logró cruzar primero ante la bandera a cuadros y alcanzar una victoria –primera de su corto historial en Argentina- para la que venía trabajando y muy bien desde que desembarcó en la monomarca Copa Bora 1.8T.

Mauricio Lambiris es de oro

Quedó a un paso del podio en la undécima fecha del Turismo Carretera (TC) en Paraná pero con el cuarto lugar obtenido este domingo, el piloto compatriota Mauricio Lambiris logró un enorme objetivo: entró en los play off y a partir de ahora tendrá la gran posibilidad de luchar por el título (Copa de Oro) de la máxima categoría de automovilismo de Argentina.