La mañana más dulce del bolso

Tras el clásico, los tricolores entrenaron entre sonrisas y con la misión de cerrar la tarea y levantar la copa

Entrenar un lunes después de haber ganado el clásico el domingo de la forma en que se ganó? Sí, mientras muchos hinchas aún descansaban y recuperaban sus gargantas, tempranito, los jugadores de Nacional volvieron a moverse para comenzar su semana de cara al encuentro del próximo fin de semana.

Esa ha sido una de las medidas que dispuso Álvaro Gutiérrez desde su llegada, practicar los lunes después de los partidos del domingo, para recuperar más rápido a sus dirigidos. Y parece darle resultado.

Y ayer por la mañana no fue la excepción. Pasadas las 08:00, comenzaron a llegar los futbolistas al complejo de los albos, para desayunar en conjunto –otras de las reglas del Guti–, atender a la prensa, y luego, a las 09:30, bajar al campo de juego.

El movimiento estuvo marcado por el buen humor y la distensión de los integrantes del plantel y el cuerpo técnico.

Además, varios hinchas se acercaron para ver a sus ídolos y agradecerles el triunfo logrado. “Vamo’ arriba”, fue uno de los gritos a los jugadores que salió desde donde estaban los espectadores, quienes luego conversaron con el mediocampista Diego Arismendi.

En tanto, Rubén Sosa, fiel a su estilo, bromeó con los medios presentes. “El mío fue de tres dedos”, comentó el colaborador a quienes compararon su gol clásico de tiro libre a Claudio Flores, con el que hizo Álvaro Recoba ayer.

Descanso y espacios reducidos

El trabajo en la cancha se dividió en dos grupos. Por un lado, se movieron los que tuvieron más minutos en el clásico, quienes solo hicieron estiramientos en colchonetas colocadas en un rincón de la cancha, a la sombra.

Los que no jugaron, y los que tuvieron menos minutos, hicieron fútbol en espacios reducidos con dos goleros y arcos. Entre ellos estaban los goleadores del duelo ante el tradicional rival: Sebastián Fernández y el Chino Recoba, quienes trabajaron con intensidad y anotaron en varias ocasiones, como si el increíble final clásico los hubiese dejado con embalaje para varios partidos más.
Gutiérrez, también sonriente, habló con los jugadores mientras estiraban y también con sus colaboradores.

Por el título y los 9 puntos

Los futbolistas tricolores ya pasaron raya del clásico y ahora van por el Apertura, que puede darse el próximo domingo en el Parque Central si le gana a Cerro.
“Hasta que no tenga la copa en la mano no hay título”, comentó Carlos De Pena, uno de los que habló con la prensa.

En tanto, Santiago Romero, quien fue expulsado y no estará en la siguiente fecha, destacó el otro objetivo tricolor para el tramo final del certamen.

“Quedan estos tres partidos que en los papeles todo el mundo los da como fáciles, pero nosotros sabemos que son muy complicados, que no nos tenemos que relajar después de esta gran victoria y que esperemos que se dé todo en el próximo partido para poder festejar con nuestra gente, pero queremos sacar los nueve puntos para poder mantener la ventaja en la Anual que va a ser muy importante para el otro campeonato”, expresó el Colo a El Observador.

Así, entre sonrisas pero practicando como un día más, pasó el día posclásico en Nacional, en el que los tricolores festejaron trabajando. El secreto que los llevó a estar a medio paso de la gloria, y con una victoria clásica en el bolsillo que les dejará impregnada la sonrisa en el rostro por varios días.


Populares de la sección

Comentarios