NBA

La maldición de Derrick Rose

Cuando todo hacía indicar que Chicago Bulls podían aspirar al anillo, una nueva lesión de su jugador estrella abre la incertidumbre

Los Chicago Bulls viven un auténtico karma en cuanto a las lesiones de su jugador estrella: Derrick Rose.

El base, jugador franquicia del equipo de Illinois, sufrió una nueva lesión que convierte al ala-pívot español Pau Gasol en el nuevo jugador referente de un equipo que debe mantenerse sin su figura en la conducción en la lucha por el título de la Conferencia Este.

Rose, que por cuarta temporada consecutiva se encamina a jugar menos de 50 partidos en la temporada regular, se rompió el menisco de la rodilla derecha y fue operado el viernes.

La operación para reparar el menisco dañado en su rodilla derecha encontró sólo un pequeño desgarro, un alivio teniendo en cuenta la historia de lesiones en una de las piernas que los fanáticos de la NBA consideran a esta altura “maldita”.

“Nuestra realidad es que el campeonato sigue. Hemos pasado por esto antes”, dijo el entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau.

Rose promedió 18,4 puntos; 5 asistencias y 3,1 rebotes en 46 partidos esta temporada. El martes le Les dijo a los Bulls el martes que sentía dolor en su rodilla y una resonancia magnética descubrió el alcance de la lesión.

Si bien el diagnóstico final se conocerá en las primeras etapas de recuperación, se estima una baja de siete semanas, aunque los antecedentes sobre Rose no son positivos, ya que se perdió 192 partidos de los 312 que disputaron los Bulls en las últimas cuatro temporadas.

Cuando todo indicaba que Rose volvía a estar en plenitud para esta temporada y los Bulls podían ser un retador de lujo, la rotura ligamentaria pegó duro en la franquicia, que deberá modificar su estructura deportiva y su sistema de juego.

Esta será la séptima vez que Rose se perderá un número considerable de partidos debido a una lesión grave que comenzó a sufrir a partir de la temporada del 2011-12.

Rose se vio limitado a 39 partidos durante esa misma temporada y se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, en el primer juego de serie inicial de la fase final del 2012, frente a los Sixers de Filadelfia.

El base estrella de los Bulls se perdió toda la campaña siguiente y otra cirugía en la rodilla izquierda lo dejo también fuera de acción la mayoría del tiempo de la temporada pasada.

En lo que va de la presente temporada, Rose, de 26 años, tiene promedios de 18,4 puntos y 5 asistencias en 46 partidos disputados. Los Bulls como equipo mostraron la misma eficacia en ataque y defensa tanto cuando estuvo Rose en el campo como cuando fue base, pero su presencia les daba mayor proyección ganadora entre los especialistas y el mundo de las apuestas.

La realidad para Chicago Bulls es que Rose jugó sólo 56 partidos durante las últimas tres temporadas mientras ganó aproximadamente 52,8 millones de dólares en conceptos de salario.

Lo anterior significa que Rose ganó 950.000 dólares por partido, y el equipo todavía le tiene que pagar otros 40 millones de dólares por las dos temporadas que le quedan de contrato garantido, que firmó el base.

Si Gasol, en su primera temporada con los Bulls y con varios sondeos de otros equipos para el futuro, ya fue decisivo para que el equipo sea líder de la División Central, ahora su aportación tendrá todavía más valor, especialmente en el apartado de liderazgo dentro del campo y fuera en una franquicia que luego del retiro de Michael Jordan no logró nada.

El jugador de Sant Boi ya es el líder indiscutible del equipo y el más completo con un promedio de 18,3 puntos y 12,1 rebotes, pero tendrá que conseguir que compañeros como el escolta Jimmy Butler y el base reserva Aaron Brooks canalicen aún mejor la aportación extra que deberán dar a la hora de cubrir la baja de Rose en la conducción para generar un nivel de juego acorde a las aspiraciones de un equipo campeón.

Otras lesiones en la NBA
Las últimas dos bajas son Carmelo Anthony y Cris Bosh.

Melo fue operado de la rodilla izquierda y se bajó por toda la temporada en un equipo como los New York Knicks que están en el fondo de la tabla.

Bosh, una de las figuras de Miami Heat, presentó coágulos de sangre en el pulmón y, estadía en el hospital mediante, también está descartado para el resto del año deportivo ya que estará seis meses fuera de la actividad física.

También se perderán el resto de la temporada Kobe Bryant y Jared Sullinger.

El escolta de los Lakers debió operarse el hombro, algo que lo descarta de cualquier actividad física, al tiempo que Sullinger, de Boston Celtics, se fracturó uno de los metatarsianos del pie.

Otro de los jugadores que está de baja es Kevin Durant. La estrella de Oklahoma se perdió la última semana de temporada regular ya que debió cambiar mediante una cirugía el tornillo de fijación en el pie derecho.

Con lesiones de menor entidad están Shabazz Muhammad, de Minnesota, por una lesión en un dedo de la mano izquierda que lo dejó fuera por ocho semanas, su compañero Anthony Bennett con un esguince de tobillo, los jugadores de los Pelicans, Anthony Davis y Ryan Anderson, con una lesión en el hombro derecho y un esguince de rodilla.

Los últimos en sumarse a la lista fueron Jarret Jack y Bojan Bogdanovic, ambos de Brooklyn.

Jack se resintió el tendón de la corva en la pierna izquierda al tiempo que Bogdanovic tiene un esguince de tobillo.


Populares de la sección

Comentarios