La maldición del tercer año: los jugadores estallan contra Mourinho

Mourinho sufre hoy en Chelsea una constante de sus ciclos: en la tercera temporada, la relación con el plantel estalla
Mourinho es uno de los DT más ganadores del mundo. Sin embargo, carga con una estadística llamativa: no dirigió nunca a un gran club una cuarta temporada, algo que podría repetirse en su segunda etapa en el Chelsea inglés y que se atribuye a su intensidad.

La derrota ante el Liverpool el domingo (1-3) hace que Chelsea esté casi descartado de la lucha por el título cuando no se han cumplido tres meses de la liga. Ha perdido seis partidos, el doble que en toda la liga pasada, y está decimoquinto a sólo 4 puntos del descenso y a 14 de los líderes, Mánchester City y Arsenal.

La historia parece repetirse. Los equipos de Mourinho alcanzan su pico de juego en su segunda temporada y luego se va, o vive un tercer año de calvario. Detrás de eso hay una relación intensa con los jugadores, que explota luego de tocar el techo. Solo en su primera etapa en Chelsea (2004-2007), el portugués llegó al cuarto año, pero se fue en setiembre "de mutuo acuerdo" (ver apunte).

Del Real Madrid se fue en 2013, al final del tercer año, cuando le quedaban todavía tres de contrato. En Inter y Porto estuvo dos temporadas, aunque a ambos los llevó a ganar una Champions League y a emigrar a mejos destinos.

Frases picantes
"Mira en Google en vez de hacer preguntas estúpidas", le espetó hace poco al periodista que preguntó qué ocurría con sus terceros años, antes de presumir de una Supercopa con Madrid o la Copa inglesa con Chelsea, títulos menores en un palmarés enorme.

Sin embargo, para Fabio Capello, "Mourinho quema a sus jugadores después de un año y medio, máximo dos". "Lo oí cuando estaba en el Madrid y ahora lo confirma en Londres", agregó.

"Nosotros nos damos cuenta de quién es Mou un día de pretemporada. Los españoles veníamos de ser campeones del mundo y nos incorporamos para un partido contra Galaxy y en el descanso perdíamos 2-0", recordó Álvaro Arbeloa, defensa del Real Madrid. "¡Los gritos que soltó por esa boca! A todos, no se salvó ni uno. Aprendimos rápido quién era", narró.

"Prefiero perder que ganar"
El equipo está lejos del que ganó la Premier y la Copa de la Liga la temporada pasada. El belga Eden Hazard y el español Cesc Fábregas parecen ausentes, Pedro está lesionado, y el atacante Diego Costa ha marcado sólo dos goles.

El enfrentamiento con la médica Eva Carneiro, despedida por Mourinho, ha enrarecido el ambiente. Además, las protestas de Mou a los jueces ya han costado multas de 50.000 libras (US$ 77.000) y un partido de sanción.

Un famoso periodista de la BBC, Garry Richardson, dijo que un jugador de peso le aseguró: "prefiero perder que ganar por él". "Los jugadores están cansados por la forma en que se relaciona con ellos. No soportan sus enojos. Y su relación con Hazard está bajo enorme presión", dijo Richardson. Según varios medios, Hazard se cansó de que lo mencione como "The Kid" ("el niño"), y busca ser transferido al Madrid.

Daily Mail también destacó que la partida de Didier Drogba dejó al equipo sin un puente entre el DT y los jugadores, al punto que se habla de su vuelta, no tanto para aportar dentro de la cancha sino para fortalecer la interna.

Cierto o no, las terceras temporadas siempre han sido el punto débil de Mou. Y la actual va en la misma dirección. l

Problemas de tercer año

Porto (2002-2004)

El portugués llegó desde Uniao Leiria y generó una revolución: ganó la UEFA en 2003 y Champions en 2004. Perfeccionó su estilo de lengua filosa.

Chelsea (2004-2007)

En los dos primeros años fue bicampeón de Premier, aunque la relación se desgastó con Roman Abramovich, a partir de la contratación de Andreii Shcevchenko, al que no quería. Se fue en 2007 tras cuatro partidos.

Inter (2008-2010)

Fue su etapa menos polémica: tras ganar la Champions en su segunda temporada, Real Madrid lo fue a buscar y se lo llevó por 8 millones de euros. Sin embargo, las críticas fueron porque casi no tenía italianos en el once inicial.

Real Madrid (2010-2013)

Tras ganar una liga espectacular en 2012, en 2013 fracasó. Se peleó con todos los referentes: Sergio Ramos, Cristiano, pero sobre todo Casillas. Se fue dos años antes de que concluyera su contrato.

Chelsea (2013-?)

Tras una floja temporada 2013/2014, el año pasado ganó la liga de forma magistral, aunque fracasó en Champions. Este año arrancó muy mal y trascendieron sus problemas con varios jugadores y la médica del plantel.