La magia de Ligüera le dio la victoria a Nacional

Los tricolores sufrieron de más para vencer a Fénix 1-0 con un golazo de tiro libre del "10" y luego de un primer tiempo en el que no aparecieron las ideas
Santiago Mele se atajaba todo. Fénix se defendía con 10 en el fondo y uno arriba. No había cómo entrarle en el segundo tiempo, allí cuando Nacional despertó de una siesta interminable que resultó el primer período.

Pero un tiro libre en el borde del área a los 78 minutos le dio la posibilidad a Martín Ligüera de romper con todos los esquemas y darle la victoria a los tricolores. Unidades más que necesarias para comenzar a trepar de una vez en la tabla.

Los tricolores presentaron cuatro variantes respecto al partido anterior ya que ingresaron el colombiano Sergio Otálvaro -quien debutó-, Diego Arismendi por Gonzalo Porras, Martín Ligüera por Sebastián Rodríguez y Hugo Silveira por Sebastián Fernández.

Por su parte, el equipo albivioleta no podía contar con dos de sus principales delanteros ya que se encuentra suspendido Fabián Estoyanoff y desgarrado Lucas Cavallini.

Nacional contó con dos jugadas de gol en todo el primer tiempo: un tiro al borde del área de Jorge Fucile que contuvo muy bien el arquero de la sub 20, Santiago Mele a los 10 minutos, en tanto que a los 20, la más clara fue de Mauricio Victorino quien ganó por arriba tras un gran tiro libre ejecutado por Martín Ligüera.

La lentitud que mostró el equipo de Martín Lasarte fue directamente proporcional a lo poquísimo que intentó Fénix que, como se dijo, contaba con ausencias notorias en ofensiva, pero que hizo que Esteban Conde fuera un espectador más.

Entre que los albivioletas -bien aleccionados por su técnico Rosario Martínez- no proponían, y Nacional que no se encontraba en la cancha, el primer tiempo se hizo muy tedioso ya que el fútbol faltó sin pedir permiso.

El entrenador de Fénix mandó a Fernando Sellanes sobre Ligüera a realizarle una marca personal en toda la cancha y a los albos les faltó gestación de juego.

En el segundo tiempo, Nacional salió con todo y con otras ideas futbolísticas para intentar llevarse por delante a su rival. Es que lo de Fénix fue pobrísimo desde el punto de vista futbolístico, solo se dedicó a defender con el golero Santiago Mele quien fue transformándose en figura, y nueve hombres atrás, dejando solo a Vera arriba que no podía hacer nada.

La figura de Brian Lozano comenzó a crecer en los primeros minutos y los albos mostraron otra cara ofensiva mucho mejor que la de la primera parte. Pero casi todo se basaba en lo que pudiera hacer el ex Defensor Sporting, quien tuvo un par de llegadas y jugadas de gol bien conjuradas por Mele.

Lasarte le dio cabida en el equipo a Tabaré Viudez por un intrascendente Kevin Ramírez y su equipo siguió siendo el dueño de las acciones contra un rival que solo atinaba a defenderse. El gol de Nacional se olía en cualquier momento.

Pero cuando todo parecía muy complicado, llegó la obra de arte de Ligüera. Un notable pase de Diego Polenta a Viudez hizo que Ignacio Pallas lo bajara al borde del área, especial para que su excompañero de Fénix, le pegara en el tiro libre. Y Ligüera no lo desaprovechó. La metió por encima de una barrera alta y fue la única que Mele no pudo tapar.

Embed



Populares de la sección