La mafia napolitana inició el ocaso de Pantani

"La camorra" no quería que ganara y alteró los controles del ciclista italiano en el Giro de 1999, por lo que fue descalificado

La Fiscalía de Forlí, que investiga lo acontecido en junio de 1999, cuando el ciclista Marco Pantani fue descalificado del Giro de Italia por tener un 51,9% de hematócrito, reveló este lunes que "un clan mafioso convenció a un médico para alterar el test", según informa la Gazzetta dello Sport.

El 5 de junio de 1999, Marco Pantani, entonces en el equipo Mercatone Uno, fue expulsado del Giro de Italia tras haber dado un 52 por ciento de hematócritos en sangre, por encima del 50 por ciento permitido.

El corredor, que había ganado cuatro etapas en esa edición del Giro y era líder destacado con cinco minutos y 38 segundos sobre el segundo clasificado, fue declarado "no apto" tras la realización de un examen sanguíneo de la Unión Ciclista Internacional, que controló a corredores de nueve equipos, de los que únicamente Pantani dio positivo.

Las pruebas se hicieron "a sorpresa" en el hotel "Touring" de Madonna di Campiglio, donde se encontraban los corredores, y en la víspera de una penúltima etapa, la reina de esa edición, con los ascensos al Gavia, Mortirolo y llegada al Aprica.

El posterior contra análisis confirmó el positivo, con lo que Pantani fue suspendido de su actividad como ciclista.

Fue, para algunos especialistas, e incluso por su madre, Tonina, el inicio del ocaso de un Pantani que, el 14 de febrero de 2004, fue hallado muerto en el hotel Le Rose de Rímini.

Sin embargo, en octubre de 2014, la fiscalía de Forlí procedió a reabrir la investigación sobre el caso del positivo de Pantani en 1999, al sospechar que su expulsión del Giro de Italia pudo ser consecuencia de una trama de fraude deportivo gestionada por la mafia.

Los fiscales consideraron que la salida de Pantani del Giro'99 estuvo vinculada a las apuestas clandestinas y al fraude deportivo gestionado por la Camorra (mafia napolitana), que no quería que "il elefantino" llegara vencedor a la meta de Milán (fin de la última etapa).

La clave de esas sospechas estaban en el mafioso Rento Vallanzasca, condenado a cuatro cadenas perpetuas y que, por entonces, compartía celda con un importante exponente mafioso de identidad desconocida.

Según recuerda Vallanzasca en su autobiografía, publicada ese mismo año, su compañero de celda le recomendó invertir todos sus ahorros en los rivales de Pantani porque estaba seguro de que "no acabaría el campeonato".

El 5 de junio de 1999, el día de la descalificación en Madonna di Campiglio, el compañero anónimo se acercó a Vallanzasca y le dijo "¿Te has enterado? Han echado al pelado (mote de Pantani), le han descalificado".

Por esta anécdota recogida en sus memorias, Vallanzasca fue llamado a declarar por el fiscal de Trento Bruno Giardina, pero el condenado no colaboró con la justicia por miedo a represalias y "vendettas".

Ahora, el fiscal Sergio Sottani, que está conduciendo las investigaciones, tras reconstruir los hechos de la mañana del 5 de junio 1999, y llamar a declarar a decenas de personas y realizar algunas interceptaciones, considera que algunos clanes mafiosos italianos habían apostado grandes cantidades de dinero contra Pantani, según publica este lunes "La Gazzetta dello Sport".

Y, para evitar las pérdidas en caso de una segunda victoria seguida de Pantani en el Giro, pusieron en marcha un plan para alterar los controles sanguíneos.

"Un clan 'camorrístico' amenazó a un médico para obligarle a alterar el test de forma que Pantani diera fuera de lo permitido", escribe el fiscal Sottani, según el citado diario italiano.

Sin embargo, al haber acontecido los hechos hace 17 años, y haber quedado ya prescritos los presuntos delitos, la Fiscalía de Forlí solo puede proceder al "archivo" de la cuestión.


Fuente: EFE