La Liga Nacional es una realidad

Luego de muchos años de trabajo, la actividad de clubes femenino de vóleibol está al rojo vivo, en todo el país

Mucha agua pasó bajo el puente desde la participación de Uruguay en los sudamericanos, tanto masculino como femenino, de 1998, cuando la celeste obtuvo notables resultados y el vóleibol parecía ganar terreno como deporte popular de los uruguayos, a esta realidad, cuando un grupo de emprendedores comandados por Enrique Belo lograron crear una verdadera Liga Nacional de Clubes, con la presencia de cuatro equipos del interior y la inscripción de otros tantos para la próxima edición.

El jueves, en las instalaciones del Club BPS y con un interesante marco de público, se disputó la primera fecha del Top Voley Femenino 2014 con victorias de Banco República 25-17, 25-8 y 25-14 sobre Bohemios y BPS quien derrotó como local a Florida Volley en cifras de 25-19, 27-25 y 25-17.

Para conocer la magnitud de este evento, El Observador habló con Enrique Belo, quien se encarga del marketing y toda la difusión del flamante torneo: “Que la competencia de vóleibol femenino vuelva a Uruguay en su modalidad de sala es muy importante. Es un deporte históricamente vinculado la mujer, con todo el respeto que le tengo a otras disciplinas como el hándbol o el hockey, pero el vóleibol es tradicional para Uruguay, desde sus inicios, a nivel de competencia y como inclusión deportiva para el género femenino. El hockey por ejemplo es un deporte de gran éxito en los colegios, pero muy segmentado a una clase social y el hándbol es casi exclusivo de Montevideo. El vóleibol no discrimina credo, raza o posición económica”.

Consultado sobre los antecedentes históricos que llevaron a la creación de esta competencia, Belo afirmó: “Es la primera Liga Nacional de clubes en Uruguay. La componen 10 equipos de cuatro departamentos lo que nos lleva a recorrer el país, ya que las primeras fechas se juegan en Montevideo, pero luego se pasa a San Carlos y a Carmelo. Además para la próxima edición de la Liga Nacional ya hay otros equipos del interior inscriptos como Remeros de Mercedes. La competencia le sirve a los equipos para mostrar sus valores jóvenes y foguearlos en alta competencia. Son 18 jugadores por equipo y hay 10 clubes compitiendo.

Hay 180 chicas que están haciendo sus primeras armas. La idea es hacer una liga condensada en poco tiempo, con frecuencia de competencia, porque el vóleibol tiene un gran público a nivel nacional, pero en los últimos tiempos no ha tenido la difusión que debería”.
A diferencia de la Súper Liga de Vóleibol masculina, que se juega una vez por mes, este certamen nacional busca generar un flujo de noticias semanales con todas las fechas fijadas por mes, para ganar la calle y volver a ubicar al vóleibol como un deporte popular de acceso masivo.

Belo, quien tiene vínculos con este deporte desde 1998 cuando organizó con éxito la zona sur del sudamericano con buenos resultados para Uruguay, agregó: “La competencia va hasta el 5 de octubre, porque las chicas se empiezan a mover en la arena para incorporarse al circuito de playa. Hoy la particularidad es que las deportistas juegan sala y arena en la misma temporada, por eso nuestra intención es comenzar la segunda liga después de terminada la temporada de arena”.

La Liga Nacional de Vóleibol cuenta con el Banco Comercial como main sponsor y el apoyo del diario El Observador.


Populares de la sección

Comentarios