La lesión de Suárez, muy traicionera

El problema de menisco externo que sufrió el futbolista es difícil de verificar, según el Dr Carlos Voituret, quien dice que el plazo de recuperación depende de cada persona

La lesión de Luis Suárez en el menisco externo es una incógnita total. Además de lo extraño que le resulta a la gente los temas médicos, y de lo cerca que se está del Mundial, se agrega un elemento extra: la lesión de menisco externo suele ser mucho más difícil de verificar que la del interno.

“Es verdad, es todo una incógnita”, aseguró a El Observador el Doctor Carlos Voituret, ex médico de las selecciones mayores y juveniles, y quien se dedica a las intervenciones artrostópicas de rodilla. “Es muy variable, de paciente a paciente. Yo me dedico a esa cirugía y he tenido pacientes que al octavo día han hecho fútbol, pero aclaro que es una excepción absoluta. Cada rodilla es distinta”, expresó el médico, que corroboró un plazo de 21 días como normal en esos casos.

La lesión de Torres.
Por ejemplo, el delantero Fernando Torres sufrió la misma lesión el 16 de enero de 2010, aunque de la rodilla derecha y fue operado. Estuvo seis semanas afueras, pero se volvió a sentir de la misma lesión el 8 de abril. Las resonancias magnéticas no fueron claras, por lo que se demoró 12 días en volver a operarlo el 20 de abril, también con el Mundial de Sudáfrica a la vuelta de la esquina. Torres tuvo otras seis semanas de recuperación, y aunque volvió para el Mundial no tuvo un gran torneo. De todos modos, Torres no era la figura para España que lo es Suárez hoy para Uruguay.

Suárez se lesionó el 11 de mayo, según informó el cuerpo médico de la selección, pero fue tras vovler a sentir una molestia el miércoles que fue operado de urgencia.

“Mientras el menisco interno es serio y leal, y cuando se daña no miente en las resonancias, se deja ver enseguida, el externo es un mentiroso, crea la duda, esconde sus problemas en la resonancia, es más inestable e insidioso, y a veces obliga a un repaso por una cuestión de milímetros”, resaltaba una crónica de El País de Madrid, que citaba al traumatólogo español Luis González: "Por eso, siempre decimos, interno, cuatro semanas; externo seis".

"No es en absoluto raro que haya que volver a tocar un menisco externo, que es más inestable que el interno al tener una parte no insertada. A veces un detalle de un milímetro obliga a una nueva intervención", agregó ene se entonces el médico sobre la nueva intervención de Torres.

Otros antecedentes.

Franco Baresi se lesionó en el Mundial 1994 y volvió a los 23 días para la final, aunque lo suyo había sido una lesión de menisco interno, más fácil de diagnosticar.

Por su parte, el chileno Arturo Vidal fue operado el 7 de mayo de una lesión de menisco externo y se calcula un mes de ausencia.


Populares de la sección

Comentarios