La increíble transformación de Pistorius: de héroe a acusado de asesino

Oscar Pistorius, uno de los deportistas discapacitados más famosos del mundo acusado de asesinar a su novia, la modelo Reeva Steenkamp

El atleta sudafricano Oscar Pistorius, uno de los deportistas discapacitados más famosos del mundo, pasó este jueves de ser un ídolo en su país e icono de la superación a ser acusado por la Policía por el supuesto asesinato de su novia.

El cuerpo de la modelo Reeva Steenkamp, de 30 años, apareció este jueves con cuatro disparos en la casa de Pretoria de Pistorius, quien fue detenido como presunto autor del crimen y declarará este viernes ante un juez en la capital sudafricana.

La de Pistorius es una historia de éxito y superación reconocida de forma unánime, truncada ahora por este trágico suceso personal aún por esclarecer.

Nacido en Johannesburgo el 2 de noviembre de 1986, Pistorius nació sin los dos peronés, y cuando tenía sólo once meses tuvieron que amputarle las dos piernas por debajo de la rodilla.

Ya a la edad de 15 años, sufrió un duro golpe emocional, la muerte de su madre, Sheila, que ejerció en él una gran influencia y por parte de la cual tiene antepasados italianos.

Con sus piernas ortopédicas, y demostrando la gran voluntad que le haría triunfar, el atleta jugó a waterpolo, tenis y rugby, hasta que practicando este último deporte se rompió una rodilla en 2003, y decidió probar suerte en el atletismo.

Tras nueve meses de duro trabajo con el entrenador de velocistas Ampie Louw, Pistorius empezó a competir con dos prótesis de carbono en forma de "J".

En 2004, participó en los Juegos Paralímpicos de Atenas, en los que consiguió una medalla de oro y una de bronce.

Dos años después, se proclamó campeón del mundo en las distancias de 100, 200 y 400 metros, en la localidad holandesa de Assen.

Pero Pistorius no se conformaba con ser el mejor entre los atletas paralímpicos y quería competir con deportistas sin discapacidad.

En 2007, tuvo sus primeras oportunidades, y el 13 de julio fue segundo de los 400 metros en la Golden Gala de Roma.

Pero ese año, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) le impidió seguir compitiendo con atletas no discapacitados, al dictaminar que sus prótesis podrían darle más impulso que el de las piernas humanas.

Pistorius recurrió la decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que falló a su favor al considerar que no quedaba probado que obtuviera ventaja.

Pero "Blade Runner" (como se le conoce en referencia al título del filme de Ridley Scott, por su condición de corredor -"runner"- y a que usa prótesis con forma de cuchilla -"blade"-) no logró la marca clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008.

Sin embargo, en los Paralímpicos de la capital china se hizo con tres medallas de oro en las distancias de 100, 200 y 400 metros.

En 2009, el deportista fracasó en su intento de conseguir la marca mínima para los Mundiales de Atletismo de Alemania.

El 26 de enero de 2011, fue derrotado por primera vez en una carrera paralímpica de 100 metros por el estadounidense Jerome Singleton, que le relegó a la plata en los Mundiales de Nueva Zelanda.

Pistorius sumó en esta competición tres medallas de oro, en las pruebas de 200, 400 y en la de relevos 4x100 metros.

En julio de 2011 ganó los 400 metros de la reunión italiana de Lignano, que le calificó para los Mundiales de Daegu.

En la cita surcoreana, Pistorius alcanzó las semifinales de la prueba de 400 y llegó con sus compañeros a la final de 4x400 metros, una prueba en la que estableció un récord nacional (2:59,21).

Su mayor hazaña, no obstante, estaba por llegar: el 4 de julio de 2012 el Comité Olímpico Sudafricano anunciaba su inclusión en el equipo olímpico para las pruebas de 400 y 4x400 metros en Londres.

El atleta se convertía así en el primer deportista de la historia con las dos piernas amputadas en participar en unos Juegos Olímpicos.

Pistorius no defraudó y se clasificó con un tiempo de 45,44 segundos para las semifinales de la prueba de 400 metros, pero no pudo alcanzar la final.

Su equipo se clasificó para la final de 4x400, donde sólo pudo ser penúltimo, y Pistorius llevó la bandera sudafricana en la ceremonia de clausura en las Olimpiadas londinenses.

El corredor participó también en los Paralímpicos celebrados en septiembre, donde logró el oro en los 400 metros tras batir el récord paralímpico con un tiempo de 46,68 segundos.

Su pasión por las carreras se refleja en un tatuaje visible en su espalda, que reproduce el siguiente verso bíblico: "Yo no corro como un hombre que corre sin rumbo".

En el terreno personal, Pistorius ha llevado una agitada y activa vida sentimental que a menudo copó portadas de la prensa del corazón y le llevó a la modelo Reeva Stenkamp, tras romper definitivamente en 2012 con su pareja de siempre, Vicky Miles.

El atleta es aficionado a las motos y es gran seguidor del piloto italiano Valentino Rossi.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios