La increíble historia de un uruguayo en la NFL

Javier Chimanovski, ex jugador de fútbol sala, entrena a Cullen Jenkins, de Washington Redskins
Jugadores multimillonarios y súper atletas, estructuras deportivas increíbles y una liga todopoderosa. El uruguayo Javier Chimanovski entró hace dos años al mundo de la National Football League (NFL) y todavía tiene los ojos abiertos de fascinación.

"Empezamos entrenando en piscina y luego con pesas hasta que nos enfocamos en lo cardiovascular, algo que en la NFL no se trabaja mucho. Eso lo benefició porque Cullen buscaba recuperarse rápidamente", contó Chimanovski a Referí.

"Cada intervención de un defensa dura entre 30 y 45 segundos a una intensidad del 100% y Cullen tiene 35 años, es un veterano, y este modo de entrenar lo benefició mucho", contó Chimanovski que en Uruguay jugó de la séptima a la quinta división de Central Español para después jugar en Banco República al fútbol sala entre 1994 y 1998.

La temporada pasada, Jenkins jugó en los New York Giants. "Cuando se le terminó el contrato, a principios de este año retomamos otro entrenamiento con una base similar pero más fuerte e intensa enfocada en la recuperación y en la resistencia cardiovascular. Ahí lo llamaron de los Washington Redskins".

El torneo se encuentra en fase regular y los Pieles Rojas están igualados con los Gigantes a un par de victorias de la zona de playoffs. El objetivo es clasificarse a la postemporada: "Creo que hay buen equipo, solo falta que empujen por ese objetivo", dijo el uruguayo.

Chimanovski explicó que el rigor del deporte achica considerablemente la carrera de estos deportistas.

"De la NFL me impactó las estructuras que tienen los clubes, son compañías multimillonarias y lo tienen todo y lo mejor. De los jugadores lo que más me sorprendió es que son 100% atletas, personas muy grandes que corren a una velocidad increíble. Cullen mide 1,88 metros y pesa 138 kilos. Para mí que vengo de la cultura del fútbol no podía creer ver lo que corren con semejantes físicos", reveló.

Chimanovski explicó que el rigor del deporte achica considerablemente la carrera de estos deportistas: "Normalmente duran de 6 a 7 años, se lastiman mucho, sobre todo las rodillas o la espalda. Pero Cullen lleva 13 años, jugó ocho temporadas en Green Bay Packers donde ganó un Super Bowl (el de 2010), estuvo dos temporadas en Philadelphia Eagles y dos en los Giants. Es un defensor izquierdo (defensive end, en la jerga) pero es polifuncional porque puede jugar por derecha o incluso en el centro en alguna circunstancia de emergencia. Es súper profesional y una persona muy centrada".

Ese aspecto de su vida privada deriva la charla a algunas particularidades de la NFL: "Muchos jugadores ganan platales, pero tienen un costo de vida muy lujoso, muchos autos, muchos viajes para amigos y familiares y como la carrera es corta después se quedan sin nada".

"Cullen es lo opuesto. Profesional, muy familiero, muy con los pies a tierra. Es humilde, hablás con él y es como hablar con un amigo, un hermano. Es humilde y hace todo para pasar desapercibido. Lleva 13 años en la NFL, sí, es multimillonario, vive en Washington, pero su residencia principal está en New Jersey y ya no necesita seguir jugando para mantenerse, juega porque tiene corazón".

De la mano de quien considera su "amigo", Chimanovski viaja a Washington cada vez que juegan en casa los Redskins y luego trabaja con Jenkins en lo regenerativo antes de que el jugador se reincorpore a las prácticas del club.

Recientemente viajó a Londres, donde la NFL disputó un par de partidos para promover el negocio en Europa, y pudo integrarse al equipo para el partido de Washington con Cincinnati Bengals. "Fue un partido por la liga, pero promocional y tuve oportunidad de charlar con otros jugadores del plantel, una experiencia increíble".

Así de deslumbrante es para un uruguayo la NFL puertas adentro.

Cullen Jenkins


Juega como defensive end, o defensive tackle, según el modelo táctico empleado. Es la "primera línea" defensiva, si se hiciera una comparación con el rugby. No tocan la pelota y su tarea es tacklear a los corredores, o en algunos casos al mariscal de campo. Se necesita tamaño, potencia y buena capacidad de tacklear y luchar para evitar los bloqueos de la línea ofensiva rival.

El trabajo


En una liga en la que, por acuerdos sindicales, los entrenamientos están fuertemente reglamentados y limitados, varios jugadores apuestan a tener sus personal trainers, como Jenkins con Chimanovski.

Las frases


"Cullen empezó de abajo, nació en una familia muy humilde y aprecia todo lo que consiguió y lo que tiene. Reconoce el esfuerzo de luchar desde abajo"

"Además de entrenarlo, entreno a su familia, somos amigos y para después de su retiro ya pensamos en negocios juntos"

Javier Chimanosvksi, preparador físico uruguayo.

Cullen Jenkins


Edad: 35.
Posición: defensor izquierdo.
Universidad: Central Michigan.
Trayectoria: Green Bay Packers (2003-2010), Philadelphia Eagles (2011-2012), New York Giants (2013-2015), Washington Redskins (2016).
Hermano: Kris Jenkins jugó en Carolina Panthers entre 2001 y 2007 y en New York Jets entre 2008 y 2010 como defensa.


Acerca del autor