La increíble experiencia de un DT uruguayo en Ecuador

Nicolás Tixe entrenó a jugadores que sufrieron un terremoto hace meses; uno de ellos vive en una carpa con su familia
El entrenador uruguayo Nicolás Tixe estuvo una semana en Ecuador preparando a la selección de hockey sobre césped masculina de ese país que afrontará a partir del viernes 30 el Sudamericano de Chiclayo.

"Fui a aportar mi granito de arena para que el hockey de Ecuador siga creciendo ya que recién se están empezando a armar y solo llevando dos torneos internacionales encima", contó Tixe, entrenador de St. Patrick's, a Referí.

Tixe llegó a Ecuador tras recibirse el año pasado como coach ante la Federación Panamericana de Hockey Sobre Césped. "Para tener la acreditación hice varios días de curso y expuse un tema ante un tribunal de coaches de la Federación Internacional", recordó.

Al ser entrenador de la Panamericana, Tixe recibió una invitación de entrenar con la selección de Ecuador.

"En Ecuador el hockey se juega principalmente en tres ciudades: Guayaquil, Portoviejo y Manta. Son un total de 26 jugadores que promedian 19 años de edad y no hay liga local

Luego de entrenar al grupo de jugadores de Portoviejo, Tixe excribió: "Me voy siendo un alumno privilegiado de chicos que me enseñaron de algo mucho más importante que un deporte: me enseñaron de la vida, de cómo seguir adelante a pesar de las adversidades. Chicos que hace unos cinco meses sufrieron un cambio para siempre en sus vidas, chicos que en un minuto perdieron todo por un terremoto y sin embargo estos tres días estuvieron al firme entrenando con calor en doble turno y algunos viniendo de ciudades vecinas para seguir aprendiendo hockey y poder representar a su país".

"Y no solo entrenaron sino que me dejaron entrar en sus vidas, me mostraron cómo viven, algunos en carpas donadas por la ONU en un viejo aeropuerto mientras buscan que les puedan construir otras casas. Entrenaron durísimo, sin quejas, sin reproches, sin dolores, corriendo bajo un sol imposible de aguantar, sabiendo que asumieron un compromiso con su deporte. No son deportistas, son héroes de la vida, representados en su arquero quien corrió para salvar a su familia en el terremoto, que trepó un muro de muchos metros -vi la altura del muro y asustaba- para poder entrar a un lugar seguro y que no bastó con salvar a su familia que corrió a ayudar a todos sus vecinos mientras se caían sus casas salvando muchas vidas. Y me llevó a su hogar, esa carpa donde vive con hermanas, primos y sus abuelitos. Todo lo que hace es para que su familia esté bien. Este es solamente uno de tantos de los ejemplos que hay. Alguien me escribió que 'educar es dejar una huella en la vida de una persona': vaya si me habrán educado muchachos... Y yo que venía con la idea de ganar algún partido: ya ganaron por goleada el más importante que van a jugar", concluyó el uruguayo.


Populares de la sección