La hora de las emociones

Todos en Barcelona esperan el lunes por el comienzo de esta especialidad

En los últimos años la natación se deslumbró con las 22 medallas que Michael Phelps consiguió en los Juegos Olímpicos, con el crecimiento de los chinos en saltos ornamentales y el dominio ruso en nado sincronizado, pero ninguna de las sensaciones se podrán comparar con el vértigo que le pondrán a partir del lunes en el puerto de Barcelona las pruebas de High Diving o saltos de gran altura en la que los hombres se lanzarán desde una plataforma ubicada a 27 metros y las mujeres de 20 m por lo que se puede decir que comenzarán las grandes emociones en este Mundial.

“Están en auge los deportes extremos”, dijo a El Observador el director ejecutivo de la Federación Internacional de Natación, Cornel Marculescu, para explicar la inédita movida de la natación al incluirlo en el programa del Mundial de Barcelona.

High diving es una arriesgada actividad cuyos antecedentes se remontan a los años 1700, pero recién en las últimas décadas le dieron un marco para las competencias. Actualmente se desarrolla un circuito mundial promovido por la empresa Red Bull.

Ese instante sublime, en el que los saltadores se lanzan desde la plataforma y alcanzan una velocidad de 85 kilómetros por hora será observado por miles de espectadores que se acercarán al Moll de la Fusta en Port Vell para ser testigos de estas pruebas en la que tomarán 14 hombres y cinco mujeres. Los hombres participarán el lunes en las eliminatorias y el miércoles en las finales, en tanto las mujeres saltarán el martes. Los tres días la actividad comienza a la hora 16 (11 de Uruguay) y se extenderá hasta las 17.30.

Los casi tres segundos que demora el nadador, desde que se lanza hasta que ingresa en el agua, el público disfrutará de una experiencia inédita en una competencia organizada por la Federación Internacional de Natación (FINA) y las imágenes recorrerán el mundo por la espectacularidad del desafío que el ser humano afronta.

Estiman que la actividad podrá ser vista por más de 30.000 personas en vivo, y por millones de televidentes a través de la transmisión de la TV que llega a 211 países, según informó el presidente Julio César Maglione, y de internet (www.fina.org).

El High Diving reparte premios para todos los participantes. El que logre la medalla de oro en la especialidad recibirá US$ 10.000, en ambas ramas, el de plata US$ 9.000 y el de bronce US$ 8.000.

Los saltos de gran altura formarán parte del programa de los Mundiales de la FINA solamente en los Mundiales de piscina larga (50 metros), que se desarrollan cada dos años. En los de piscina corta, que el próximo año se correrá en Doha, solo se desarrollan pruebas de natación.


Fuente: Luis Inzaurralde desde Barcelona, España

Populares de la sección

Comentarios