La hora de la verdad

Gutiérrez probó variantes obligadas en defensa y busca un mejor rendimiento del medio hacia adelante, ahora es tiempo de confirmaciones

El período de preparación llegó a su fin. A partir del jueves comienza la actividad oficial para Nacional enfrentando de visitante a Palestino de Chile por la primera fase de la Copa Libertadores. El equipo de Álvaro Gutiérrez disputó seis encuentros amistosos, pero solo en tres utilizó la alineación que más se aproxima a la titular.

En el primer clásico, disputado apenas una semana después de iniciada la pretemporada, contra Universitario de Perú y frente a Sportivo Luqueño de Paraguay, formó el equipo con suplentes y juveniles. Mientras que en el segundo partido contra Peñarol, ante Sport Recife de visitante y ante Belgrano de Córdoba en Maldonado, el entrenador puso a los titulares y probó variantes buscando las mejores opciones.

La partida de Rafael García y una molestia muscular que sufrió Diego Polenta, dejó al técnico sin la pareja de centrales que actuó la mayor parte del Apertura. Ahí probó con Guillermo de los Santos y el juvenil José Aja. Recién en el último encuentro, ante Recife, pudo volver Polenta. Y lo hizo de manera notable, así que no tendrá problemas de actuar el jueves.

También ensayó con el mediocampo, de notable rendimiento en el último torneo local. Gonzalo Porras y Diego Arismendi tienen el puesto asegurado y el viernes se sumó a ellos Nicolás Prieto. Gutiérrez agregó un volante de marca para cortar el juego de Palestino.
El enganche del arranque fue Gonzalo Ramos. Luego jugó Ignacio González frente a Recife. Pero el mejor de todos en el verano fue Álvaro Recoba. En 45 minutos contra Sportivo Luqueño dio una clase de cómo pegarle a la pelota. Ah, y marcó su sexto gol olímpico.

En el ataque siempre utilizó a los mismos: Sebastián Fernández, Iván Alonso y Carlos de Pena. En los últimos dos partidos, Alonso cambió los goles del Apertura por malhumor. Lo expulsaron contra Recife y lo tuvo que sacar el DT ante Belgrano. Así no camina.

Con Aja, Prieto, y Ramos en la conducción
En el segundo partido frente a Peñarol, Álvaro Gutiérrez utilizó a la mayoría de los titulares por primera vez. En el primer clásico y ante Universitario alineó a suplentes. Nicolás Prieto formó el doble cinco con Gonzalo Porras, pero tuvo que salir a los 38’ por una lesión. José Aja fue el compañero de zaga de Guillermo de los Santos porque Diego Polenta aún no estaba bien. El enganche fue Gonzalo Ramos. Marcó un gol a los 5 minutos y fue sustituido por Álvaro Recoba a los 45, que hizo el segundo. Nacional ganó 3-0.

Volvió Arismendi y Nacho González fue el enganche
Contra Sport Recife regresó el tradicional doble 5, con Diego Arismendi y Gonzalo Porras. Gutiérrez le dio la oportunidad a Ignacio González para que fuera el enlace. La zaga fue la misma y los delanteros también. Un flojo partido de los tricolores, especialmente del mediocampo hacia atrás. Recibió dos goles en 15 minutos. Gonzalo Bueno, Nicolás Prieto y Leandro Barcia fueron los recambios que utilizó el entrenador, que al final del encuentro destacó el ritmo con que se jugó, pese a que perdieron 1-2.

Polenta en la zaga y el triple 5 en el medio
El último amistoso previo al debut en la Copa Libertadores fue el viernes contra Belgrano de Córdoba. El partido terminó 0-0. Lo bueno fue el regreso de Diego Polenta a la zaga junto a Guillermo de los Santos. Gutiérrez armó un muro de contención distinto en el mediocampo, pensando en detener el juego ofensivo de Palestino: armó un triple 5, con Nicolas Prieto por derecha, Gonzalo Porras en el medio y Diego Arismendi por izquierda. Tuvo inconvenientes defensivos y si no recibió goles fue por la gran labor de Gustavo Munúa.


Populares de la sección

Comentarios