La historia de siempre: ganó Danubio

Con dos goles de Juan Manuel Olivera, el franjeado dio vuelta el partido y le ganó 2-1 a Nacional
De atrás y con dos goles de Juan Manuel Olivera en cuatro minutos, Danubio alargó su paternidad frente a Nacional en Jardines del Hipódromo. Le ganó 2-1 por la primera fecha del Uruguayo Especial, la cuarta victoria consecutiva en su estadio frente a los albos y la número 13 en los últimos 20 enfrentamientos entre ambos en el mismo escenario.

El equipo de Leonardo Ramos tuvo en el segundo tiempo lo que le faltó en el primero: contundencia. Olivera impulsó la pelota casi sentado en el área para marcar el empate y apareció como aparecen los goleadores para sellar el segundo después de un contragolpe letal que inició Rodríguez y continuó Barreto.

Todo sucedió en un suspiro, después de terminar perdiendo el primer tiempo con un gol de Viudez que también fue la coronación de un contragolpe de Barcia.

Martín Lasarte volvió a Nacional y planteó su idea de mantener la base del trabajo que había realizado Gustavo Munúa en la última temporada. Mantuvo el esquema, aunque se mostró como un equipo menos ágil que aquel, sin tanto juego colectivo.

Le faltó proyección por derecha porque Romero no es lateral; Barcia empezó bien pero se diluyó; Viudez fue el mejor hasta que se quedó sin piernas y Silveira puso ganas, sacó varias pelotas aéreas en su área, pero no ganó tanto en la ajena.

Nacional sacó ventaja con el gol en una de las escasas llegadas que generó y después ligó para mantenerla hasta el intervalo. Un disparo de Barreto pasó muy cerca del caño; un tiro libre de Olaza se fue alto y dos oportunidades falladas por Olivera, ambas con previa participación de Peña, el camino que tenía Danubio para acercarse al área enemiga.

El Flaco Olivera no desperdició sus siguientes ocasiones y el local pasó a ganar, lo que llevó a los cambios de Lasarte. Entraron Ligüera, Ramírez y más tarde Lozano. Armó una línea de tres en el fondo (García, Victorino y Arismendi), después pasó Porras atrás y Arismendi se fue a jugar al área de enfrente, antes de que lo expulsaran.

Tuvo chances de igualar. Un cabezazo afuera de Ramírez, una pelota que se le fue larga a Lozano y una media vuelta de Ligüera adentro del área que se perdió apenas afuera. La pelota no entró y fue la historia de siempre en los últimos años: ganó Danubio.

Embed



Populares de la sección

Acerca del autor