La historia reciente le pone presión al bolso

En los últimos 26 años, solo dos veces el tricolor dio vuelta como locatario una llave de Copa Libertadores después de perder de visitante en la ida

Nacional tiene que lograr el jueves algo que no es común en su camino de la Copa Libertadores desde hace 26 años cuando salió campeón por última vez: dar vuelta en casa un llave después de perder de visitante.
El jueves pasado el tricolor cayó 1-0 frente a Palestino de Chile en el estadio Santa Laura por la primera fase del torneo continental. Para clasificar a la ronda de grupos, deberá ganarle en el Parque Central por una diferencia de dos goles o más, o 1-0 y definir por penales.
El año pasado Nacional lo consiguió frente a Oriente Petrolero. Por primera vez había clasificado a la Copa como tercero de Uruguay y por tanto debió jugar la primera fase, antes llamada fase previa. El albo, dirigido por Gerardo Pelusso, cayó 1-0 en el estadio Tahuichi Aguilera de Santa Cruz. En la revancha, jugada en el Parque Central, Nacional ganó 2-0, con goles de Iván Alonso y Carlos De Pena.
Pero los tricolores no lograban vencer a sus adversarios después de perder de visitantes desde la final de 1988. Sí, habían pasado 25 años desde la última vez que pudo dar vuelta un mano a mano como local tras caer en la ida.
En 1988, último año que Nacional salió campeón de América (último equipo uruguayo que lo logró), el bolso perdió 1-0 en la final de ida frente a Newell’s Old Boys. Ocurrió el 19 de octubre en el estadio Gigante de Arroyito. El gol de la Lepra lo marcó Jorge Gabrich. Sin embargo, una semana después, Nacional, conducido por Roberto Fleitas, apabulló al rojinegro en el estadio Centenario. Venció 3-0 con tantos de Ernesto Vargas, Santiago Ostolaza y Hugo De León de penal. De acuerdo al reglamento de entonces, se jugó un alargue que terminó sin goles.
Desde aquel partido inolvidable para los hinchas bolsilludos hasta el encuentro sin historia del año pasado contra Oriente Petrolero, pasaron 10 definiciones en las que Nacional perdió de visitante y no pudo darlo vuelta de local.
En los últimos 10 años, incluso, perdió contra equipos de poca monta, como Deportivo Táchira de Venezuela, Deportivo Cúcuta de Colombia y Real Garcilaso de Perú.
Remontada para el recuerdo
Después de 1988 Nacional dio vuelta una llave tras perder el primer partido fuera de casa. Pero fue por la Supercopa, torneo ya inexistente. En la semifinal de 1990 el bolso enfrentó a Argentinos Juniors con detalles dignos de recordar. No solo porque Nacional lo dio vuelta después de perder de visitante. El encuentro de ida comenzó a jugarse el jueves 15 de noviembre en la cancha de Atlanta y terminó el viernes 16 porque a los 22 minutos de juego se apagó la luz y no volvió más. Iban 0-0. El tiempo restante se disputó al otro día por la mañana. Nacional, dirigido por Saúl Rivero, perdió 2-1.
La revancha, que se jugó el miércoles 21, terminó en una batalla campal. Disconformes con el desempeño del árbitro chileno Gastón Castro, los argentinos le pegaron a él y también recibieron golpes de los policías. Nacional ganó 3-1, con goles de Ernesto Vargas, Revelez y Wilmar Cabrera.
El próximo jueves, frente a Palestino, Nacional intentará revertir la situación y darle una bofetada a las estadísticas.


Populares de la sección

Comentarios