La historia está de su lado

El flamante DT aurinegro vuelve al club luego de 18 años; se fue campeón Uruguayo en 1996

Peñarol decidió la contratación de un técnico de la casa, Jorge Fossati, quien a los 61 años retorna a un club que conoce tanto dentro como fuera de la cancha.

Hombre de Peñarol como pocos, Fossati cosechó éxitos en el club como jugador en 1973, 1974, 1975, 1978 y 1979, temporadas en las que fue campeón Uruguayo, y como entrenador en 1996 para colaborar en la obtención del quinquenio.

Además, su largo recorrido internacional acredita su experiencia ya que dirigió en Uruguay, Argentina, Paraguay, Ecuador, Brasil, Arabia Saudita y Catar, y estuvo al frente de dos selecciones nacionales: Uruguay (2004-2006) y Catar (2007-2008).

Dueño de un carácter intransigente, Fossati parece ser el hombre ideal por su rectitud y fuerte compromiso disciplinario.

Su antecedentes con triunfos en el club, la experiencia recogida por el mundo y el carácter de un técnico ganador fueron las cualidades que terminaron de convencer al presidente aurinegro, Juan Pedro Damiani.

Fossati deberá cargar con el lastre de un equipo grande sin buenos resultados, pero le sobra espalda para soportar la presión.

En 1996 llegó al club para suceder a Gregorio Pérez, artífice del tricampeonato, y aportar su granito de arena en el quinquenio.

Como todos los cambios, los hinchas pusieron la lupa sobre el hombre que, desde el primer día, apostó a cambiar la forma de juego del equipo.  La utilización de stoppers y carrileros dotaron a Peñarol de salida en velocidad con la intención de jugar la pelota al ras del piso, algo ajeno al modelo victorioso de Gregorio Pérez.

El entrenador llevó a Peñarol a la obtención del Apertura, con 23 puntos, seguido de Defensor Sporting y Nacional con 22 y 21, respectivamente.

Luego de un mal manejo político en la interna del club, Fossati iba a ser despedido en plena disputa del Clausura, pero lo mantuvieron en el cargo ante la ausencia de un candidato de peso. El entrenador pagó con creces: ganó la final de la ida 1-0 con gol de Washington Tais y empató 1-1 en la vuelta con gol de Antonio Pacheco. Debido a lo sucedido, la relación entre Damiani (padre) y Fossati ya no fue la misma, sin embargo logró el tetracampeonato.
Al final de la temporada, Fossati abandonó el club y ya no volvió ni fue candidato hasta los últimos años, cuando el presidente ya no era José Pedro sino Juan Pedro.


Fuente: Danilo Costas, @DCostas8

Populares de la sección

Comentarios