La historia detrás de un 10 a 1

En Tercera, el clásico de la Villa tuvo un histórico triunfo albiceleste ante Rampla Juniors; los protagonistas repasaron el partido

"La Tercera ganó 10 a 1”, comentaba el funcionario de Cerro que intentaba vender números de rifa a $ 20 por una camiseta del club, a quienes entraban al estadio Luis Tróccoli por la tribuna Argentina para ver el clásico de la Villa de Primera división, entre los albicelestes y Rampla Juniors.

Quienes lo escuchaban, dudaban, pero tras preguntar se confirmaba la goleada que los locales le había propinado a sus rivales del barrio en el preliminar.

Con el paso de las horas, El Observador consultó a protagonistas del partido para determinar qué llevó a esa diferencia de nueve goles en un partido que en el Apertura había tenido el triunfo de Rampla por 2 a 1 en el Olímpico.

Controlar las ansiedades
El exjugador y actual entrenador, José “Nito” Puente, es el encargado de la Tercera de Cerro desde principios de año. El DT explicó que vienen haciendo un “buen” trabajo. “Son edades complicadas por la ansiedad de los jugadores de llegar a Primera, y cuando otros de su edad ya están en Europa. No es sencillo manejar ese tema”, comentó.

“Acá estamos trabajando eso y tenemos charlas en la semana para tratar de que estén fuertes en ese aspecto, que no se desanimen. Y también ocurre que los que bajan de Primera lo hagan con muchas ganas. Todo eso generó un grupo muy fuerte”, explicó el exzaguero y técnico de Liverpool.

Puente señaló que bajo su conducción tiene jugadores con “potencial” para llegar a Primera. “Y el partido era un clásico, acá la gran mayoría de los futbolistas son del Cerro. No empezamos bien pero el equipo se soltó y empezaron a llegar los goles. Luego, el 10-1, eso no se planifica, se da”.

Cerro comenzó 1-0 a los 15 minutos y aumentó hasta terminar el primer tiempo 5-1. “En el entretiempo nos dijo que no pizarreáramos, que jugaramos con respeto”, señaló a El Observador el volante albiceleste Gonzalo Montes, máximo goleador de la tarde con tres conquistas, al contar las indicaciones que dio su técnico.

En el complemento, de arranque, se puso 6-1 y luego completaron los 10 goles. “Nunca sacamos el pie del acelerador”, agregó el entrenador que ratificó lo dicho por Montes. “Les pedí seriedad y que si hacían goles no hubiera provocaciones”, sostuvo.

Al ser consultado por las causas que llevaron al triunfo, Puente señaló que su equipo corrió todo el partido y aprovechó las situaciones que generó. “La gran clave fue el juego y que mantuvimos la intensidad en los 90 minutos”.

En tanto, para Montes, dar vuelta la última derrota fue el principal impulso. “Teníamos la motivación de jugar el clásico y por eso no aflojamos. Habíamos perdido 2 a 1 en el Apertura y salimos a buscar la revancha. En la cancha, ellos no nos pidieron que aflojemos, y nosotros tampoco íbamos a aflojar. Hicimos 10, pero pudimos haber hecho más”, señaló el volante.

Por su parte, desde Rampla Juniors –dirigido por Antonio Díaz– indicaron que los sorprendió el resultado. “No había una diferencia para que se dé ese resultado”, dijo el presidente del club, Lucas Blasina, al ser consultado por El Observador. “El asunto es que tuvimos que armar una Tercera de apuro porque veníamos de la B. Estamos pagando las consecuencias”.

En tanto, un jugador picapiedra que jugó el partido y prefirió preservar su nombre, indicó que a su equipo le faltó el golero y el capitán, quienes estaban suspendidos del empate ante Peñarol en la anterior fecha. También sufrieron la baja de un jugador que chocó en su moto y durante el partido se lesionó la principal figura. Además, no contaron con jugadores de Primera, como sí ocurrió en Cerro.

“Corrimos mal la cancha y nos ganaron en actitud. Cuando descontamos 4-1, pensamos en achicar y enseguida nos hicieron el quinto. Para el segundo tiempo salimos a descontar y enseguida llegó el sexto. Cada gol nos fue achicando”, dijo el futbolista, quien dijo que sintieron “vergüenza” por sus familiares e hinchas.

“Si jugamos de vuelta podemos perder, pero nunca por ese resultado”, agregó el jugador de Rampla, quien señaló que sí hubo “sobradas” en la cancha y que ahora deben “dar la cara” por el club.

Los pibes de Cerro disfrutaron una goleada histórica. Pero en el barrio siempre hay revancha.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios