La historia del jugador de Rentistas que le apuntaron con un revolver al pecho

Rafael Cereijo narró el mal momento vivido en la práctica de Rentistas y reveló: "en mi interior sentía que el tipo me iba a tirar un balazo"

"Cuando el tipo sacó el arma y me apuntó al pecho en mi interior sentía que el tipo me iba a tirar una balazo. Estaba más nervioso él que yo. Tendría menos de 30 años. Estaba a dos metros míos apuntándome al pecho y yo estaba esperando". El relato de Rafael Cereijo es desgarrador. El futbolista de Rentistas narró los detalles del mal momento que vivió en el entrenamiento donde los robaron y luego apareció el presunto autor y le apuntó con un arma al pecho.

En declaraciones al programa Fox Sports Radio, Cereijo contó los detalles de lo vivido.

"Luego del entrenamiento, cuando volvemos al vestuario, un compañero dice que le faltaba el celular y pensamos que era la típica broma del que se cambia la lado que se lo esconde. Entro y tengo el bolso abierto, no tenía el teléfono y me faltaba plata. Faltaron cuatro celulares, plata, un par de championes. Llamamos al canchero y luego hicimos la denuncia".

Cereijo agregó: "La policía demoró media hora en venir. En ese tiempo revisamos hasta los bolsos de lo chiquilines de Cuarta (división). Es lamentable pero cuando pasa algo así sospechas de todo".

El jugador de Rentistas contó que a los pocos minutos aparece una persona a los gritos. Y como le dijeron que era el sospechoso del robo, lo fue a encarar. Lo que jamás imaginó Sereijo es que tenía un arma

"Mientras nos tomaban los datos el utilero nos decía que había un muchacho que había dado vueltas por ahí preguntando por el canchero que supuestamente vive enfrente al Complejo. Ya había pasado como una hora y media del robo y Rafa Alberti (compañero de equipo), que estaba en el portón de la calle, nos dice 'ahí viene el pibe que nos robó'. Y yo salgo, enceguecido".

"En mi interior sentía que disparaba"

Mientras la policía tomaba declaraciones en el vestuario, Cereijo salió dispuesto a encararse con el supuesto ladrón.

"La verdad yo estaba enceguecido. Rafa nos dijo que le vio un arma. Yo ni lo escuché, salí nublado a tirarlo contra un portón. Salió el golero suplente al lado mío, y el muchacho se paró atrás del portón, y nos preguntaba si estaba la policía, le dije que no. Andaba gritando por el canchero como diciendo no me podés hacer esto. Y yo seguía caminando hacia adelante, hasta que me paró al lado de él para tirarlo contra el portón. Y cuando vio que lo apreté, sacó el arma, y me apuntó al pecho".

En ese momento Cereijo dijo que estaba jugado y que por su cabeza pensó que el hombre le disparaba.

"Yo no sabía que tenía un arma, tampoco soy tan... fue una locura. Saca el arma y la verdad yo estaba tranquilo, en mi interior sentía que el tipo me iba a tirar un balazo. Pero estaba más nervioso él que yo. Tenía menos de 30 años. Estaba a dos metros míos apuntándome al pecho y yo estaba esperando. Cuando me apunta, a los pocos segundos salen el utilero y el canchero que lo conocen. Tratan de calmarlo y el canchero le sacó el revólver. Entonces salió la policía, que estaba en el vestuario, y lo detuvieron".


Populares de la sección