La hinchada no aguanta más

Bastaron tres partidos del Clausura para que los hinchas aurinegros perdieran la paciencia: despidieron al equipo con silbidos y se la agarran con las nuevas incorporaciones

La rechifla generalizada con que los hinchas de Peñarol despidieron al equipo marcaron un toque de alarma en el club. Es que en los últimos tiempos, cuando la gente se expresa no hay con que darle, la presión es insostenible.

Los ejemplos son innumerables: se la agarraron con Jonathan Sandoval en la primera fecha del Apertura y terminó jugando poco; reprobaron al técnico Diego Alonso y lo destituyeron; mira de reojo al argentino Mauro Fernández y el fin de semana se la agarró con Pablo Lima.

El técnico Jorge Fossati dijo entender a los hinchas. Argumentó que renuevan la ilusión y que golpes como los recibidos ante Racing generan malestar.

El hecho es que en los últimos tiempos la gente no comparte la política de incorporaciones de los presididos por Juan Pedro Damiani. La última encuesta de El Observador lo revela. Ante la consulta sobre quién es responsable de la mala actuación de Peñarol Las respuestas más votadas fueron: los jugadores que no plasman en la cancha lo que pide el entrenador (1.595 votos) y la política de contrataciones de los dirigentes (1.278).


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios