La gran encrucijada

¿Clausura o Libertadores? El presidente Damiani fue claro: “Es bastante absurdo porque peleás para entrar y a los dos partidos ya no es prioridad la Copa”

Peñarol tiene una particular lucha. Partido por medio, juega contra sí mismo. Es que la irregularidad marca su camino. Luego de un gran triunfo sobreviene el duro golpe de una derrota. Y ahí anda. Peleando contra su propia irregularidad. Es su lucha. Por eso el domingo, además del rival que tendrá enfrente, volverá a jugar contra Peñarol.

Pero con un nuevo ingrediente. Entre semana deberá viajar a Buenos Aires para enfrentar a Arsenal por la Copa Bridgestone Libertadores. ¿Qué implica esto? Que pelear a dos frentes resulta una tarea compleja para los equipos uruguayos. Nacional ya tiró la toalla en la Copa. ¿Qué debe hacer Peñarol? ¿Ahora que se volvió a prender en el Clausura debe meterse de lleno en el torneo local o debe seguir en ambos torneos con un plantel diezmado por las lesiones? Es la gran encrucijada.

El presidente Juan Pedro Damiani dijo una gran verdad ayer en Sport 890: “Hacemos un drama por clasificar y cuando jugás la Copa resulta que la prioridad pasa a ser el campeonato local. Hay que ganar todo en los grandes”.

Damiani agregó: “Es bastante absurdo, porque peleás para entrar y luego, a los dos partidos, ya no es prioridad la Copa”.

Claro que no es sencillo el tema. En las últimas horas el equipo perdió por lesiones a Pablo Lima y Gonzalo Viera. No le quedan zagueros, por lo que el técnico tuvo que recurrir a Emiliano Mac Eachen en el banco.

Jorge Fossati tenía prevista una rotación para no cargar a los experientes hombres que tiene en la defensa, pero no la puede llevar adelante. Entonces vale la pregunta: ¿Darío Rodríguez, Valdez o Bizera están para jugar dos partidos de exigencia en pocos días?

Esta semana es crucial para el aurinegro. En la Copa parece tener un mano a mano con Arsenal por el segundo lugar del grupo. En el Clausura, única chance que tiene el equipo para llegar a ganar el Uruguayo, tendrá que encontrar la regularidad necesaria para meterse de lleno en la pelea. Hoy está, la semana que viene, quien sabe.

“Una vez un filósofo me dijo: la confianza mata al hombre y embaraza a la mujer. Ahora Peñarol va a tener que ratificar en el segundo partido. Mantener la serenidad y creer en nosotros es la clave”, dijo Damiani.

El técnico aurinegro Jorge Fossati tiene la misma línea de pensamiento: “Hablamos luego del partido con Danubio y el sentimiento general luego de Danubio fue ese (dar pelea hasta el final) y resulta que después tuvimos como respuesta lo de Rentistas. Para poder seguir dando esa pelea hasta el final debemos mantener la regularidad y no caer en pozos como en el partido pasado. A veces hace falta una cachetada a tiempo y seguramente no cometeremos el error cometido contra Rentistas (ver nota aparte)”.

A juzgar por las expresiones del presidente, el aurinegro va con todo y sin medir consecuencias a Buenos Aires para jugar contra Arsenal. Después tendrá tiempo de pensar en el partido del fin de semana donde se enfrentará a si mismo en procura de la regularidad que le permita ilusionarse con el campeonato.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios