La gloria olvidada

Pasan 26 años y 62 torneos sin que un equipo uruguayo salga campeón
Las copas internacionales se suceden y los uruguayos las ven pasar. Desde que Nacional ganó la Recopa, en 1989, Colombia, Chile, Perú y Ecuador rompieron su maleficio histórico, y hasta México conquistó el sur. Pero de 26 años a esta parte, los clubes uruguayos: nada.
Peñarol y Nacional, los dos grandes equipos del fútbol de Uruguay, fueron grandes animadores en las décadas de 1960, 1970 y 1980, en la disputa del más importante de los torneos continentales: la Copa Libertadores.

Nacional fue campeón, en el lejano verano de 1989, de la Recopa Sudamericana, tras vencer a Racing de Avellaneda: 1-0 en el Estadio Centenario, con gol de Daniel Fonseca, y 0-0 en la capital porteña. Al equipo tricolor lo dirigía Héctor Núñez.

El torneo emparejaba entonces a los campeones de la Libertadores (Nacional) con el de la Supercopa (Racing) del año anterior.
¿Quién iba a imaginar que esa Copa, lograda en el siglo pasado, sería la última de carácter internacional que ganaría un equipo uruguayo?

Desde ese torneo hasta la fecha, se jugaron 62 campeonatos continentales de caracter oficial, en los que participaron equipos de Uruguay, que no pudieron alcanzar título alguno.

La larga lista se compone de: Copa Libertadores (27), Copa Sudamericana (14), Copa Mercosur (cuatro), Copa Conmebol (ocho) y Supercopa (nueve).
Un detalle a tener en cuenta es que no se incluyen en dicha cuantía los torneos continentales que no tuvieron a equipos uruguayos como ser las 22 ediciones de la Recopa (22), además de otros eventos como la Copa de Oro, la Master Conmebol o la Master Supercopa.

Es más, de esos 62 torneos, solo lo en cuatro de ellos un club uruguayo llegó a la final.
Peñarol fue dos veces vicecampeón de la ya desaparecida Copa Conmebol, en 1993 y 1994 y una vez de Copa Libertadores, en 2011 cuando, dirigido por Diego Aguirre, fue vencido por Santos. Fue aquella la última ocasión en que un club uruguayo estuvo cerca de volver a bañarse de gloria. Defensor la arañó pero quedó eliminado en semifinales en 2014.

Mientras, Nacional fue vicecampeón en la también desaparecida Supercopa, en 1990, torneo que era reservado para quienes fueron campeones de Copa Libertadores y que con el paso del tiempo se dejó de disputar.

La Copa Libertadores, principal campeonato del continente que se juega desde 1960, deparó, en sus primeras 29 ediciones (hasta 1988), ocho títulos para Uruguay: cinco para Peñarol y tres para Nacional.
Antagónicamente, desde 1989 a 2015, en 27 ediciones, ningún club uruguayo logró alzar dicha Copa.

Es más, en dicho período clubes de Colombia, Chile y Ecuador se estrenaron como campeones de este torneo, tales los casos de Atlético Nacional (1989) y Once Caldas de Colombia (2004), Colo Colo de Chile (1991) y Liga de Quito de Ecuador (2008).

Excluyendo estos cuatro campeones, los 23 títulos restantes, de Libertadores, fueron repartidos entre clubes brasileños (12)y argentinos (nueve).
También las restantes 35 Copas disputadas entre 1989 y 2015, excluida la Libertadores, fueron acaparadas por clubes de Argentina (16) y Brasil (13).

Los seis títulos que se le escaparon a clubes argentinos y brasileños, fueron para Olimpia de Paraguay, que ganó la Supercopa de 1990 y para los que lograron imponerse en la modesta Sudamericana: Cienciano de Perú (2003), Pachuca de México (2006), Liga de Quito de Ecuador (200), Universidad de Chile (2011) e Independiente Santa Fé de Colombia (2015).
El de Cienciano fue el primer título continental para Perú.

De cara a 2016 y con una nueva edición de la Copa Libertadores que se avecina, el tiempo pasa, y surge una interrogante ¿Cuándo cesará la sequía de vueltas olímpicas para los equipos de Uruguay? A la brevedad, la interrogante parece no tener respuesta.

Populares de la sección