La garrocha pierde encanto

Isinbáyeva se coronó el pasado martes campeona nacional en su especialidad y anunció el retiro tras el Mundial de agosto

La zarina de la garrocha, la rusa Yelena Isinbayeva, autora de 28 récords mundiales, anunció ayer que dejará el atletismo tras los Mundiales al aire libre que se celebrarán en Moscú del 10 al 18 de agosto.

“Mi carrera terminará con absoluta seguridad tras los Mundiales. Para mí será un momento triste, por lo que tengo que disfrutar e intentaré demostrar todo de lo que soy capaz”, dijo Isinbayeva a las agencias locales.

Isinbayeva, de 30 años, hizo este anuncio tras proclamarse campeona nacional por última vez en el estadio olímpico Luzhnikí con un salto de 4,75 metros.

La rusa, que regresó en 2011 a Rusia con el técnico que la formó, Yevgueni Trofímov, tras cinco años en Italia, comunicó la noticia a las otras garrochistas que participaron en la final del campeonato nacional. “¿No seguirás hasta Río de Janeiro?, me dijeron. Les respondí que soy 10 años mayor que ellas. Así que, ahora les toca a ustedes seguir mi camino. Ahora, los Mundiales de Moscú y se acabó”, dijo.

Isinbayeva superó ayer los 4,75 al tercer intento en una competición que tuvo lugar en el estadio olímpico Luzhnikí y que estuvo marcada por la lluvia y las frías temperaturas para esta época del año, ya que los termómetros marcaron en torno a los 15 grados.

La atleta, de 30 años, intentó rebasar el listón situado en los 4,85 metros, pero fue incapaz de elevar su elástico cuerpo sobre esa altura.

Isinbayeva había saltado 4,70 metros en mayo pasado en la Liga de Diamante de Shanghái y 4,78 en la ciudad checa de Ostrava a finales de junio.

De esta forma, la plusmarquista mundial demuestra que superó los problemas que le habían tenido apartada de la competición a principios de año y que está preparada para luchar por la victoria del 10 al 18 de agosto en la capital rusa.

Allí se enfrentará a la estadounidense Jennifer Suhr, campeona olímpica y que le arrebató en marzo pasado el récord mundial en sala con 5,02 metros, y a la cubana Yarisley Silva, la única garrochista que saltó 4,90 metros esta temporada.

Isinbayeva, que ostenta el récord al aire libre con 5,06 metros, es doble campeona olímpica y se colgó el bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

La segunda clasificada en los campeonatos nacionales rusos fue Anastasia Savchenko con un salto de 4,60 metros, mientras la tercera posición recayó en Angelina Krasnova con cuatro metros y medio. La gran ausente de la final fue la veterana Svetlana Feofánova, quien a sus 33 años no pudo superar la fase previa al ser incapaz de saltar por encima de 4,10 metros.

 

Fenómeno en el aire

Isinbáyeva ganó medallas doradas en el campeonato del Mundo Indoor y en los Juegos Olímpicos 2004, en el campeonato de Europa Indoor y en el campeonato del Mundo 2005, en el campeonato del Mundo Indoor, campeonato de Europa y copa del Mundo 2006, en el campeonato del Mundo 2007, en el campeonato del Mundo Indoor y Juegos Olímpicos 2008 y campeonato del Mundo Indoor 2012.

La rusa batió la plusmarca mundial de salto con garrocha femenino en 28 ocasiones, 15 al aire libre y 13 en pista cubierta. Desde febrero de 2012, sus récords son 5,06 metros y 5,01 metros, respectivamente. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, tuvo que conformarse con la medalla de bronce con una marca de 4,70 metros detrás de la norteamericana Jennifer Suhr y la cubana Yarisley Silva


Populares de la sección

Comentarios