La fórmula de Ache

El presidente tricolor incrementó el presupuesto a corto plazo para conseguir los millones que necesita para cubrir los costos del semestre y en busca de éxitos

Cada economista con su librito. El plan del presidente de Nacional, Eduardo Ache, que llegó al club y se encontró con dificultades económicas para afrontar los próximos seis meses en los que debe abordar un presupuesto mensual de más de US$ 1 millón fue redoblar la apuesta, contratar figuras y aumentar los egresos a corto plazo. Con esta estrategia, explicaron a El Observador, Ache pone en cancha un equipo capaz de ganar dinero adentro y afuera de la cancha. Esos ingresos que deberían llegar a través de la Copa Bridgestone Libertadores, de la venta de entradas, del incremento del padrón social, de la venta de butacas en el Parque Central, así como del merchandising del club para el que los tricolores tienen un plan.

Confiando en su instinto, en la experiencia que recogió en el fútbol y esperando que el azar le de una mano, el presidente de Nacional abrió la billetera y ya hizo su apuesta con la llegada de Sebastián Abreu, Iván Alonso y el colombiano Efraín Cortés, al tiempo que espera se concrete el pase de Juan Albín (ver Albín y Munúa).

Libertadores
A pesar de los antecedentes poco alentadores de los equipos uruguayos en el torneo, los tricolores reforzaron el equipo para avanzar en la competencia porque es el torneo que más dinero paga. Especialmente a partir de esta edición, en la que la Confederación Sudamericana duplicó los premios para los participantes. El campeón recibirá US$ 4 millones. La participación en el Mundial el Clubes genera US$ 1 millón más.

En lo previo, a la vista de los resultados, pensar en el título para los tricolores es una quimera. Sin embargo, la estrategia de Nacional pasa por sumar por fase. Por participar en la primera, se asegura US$ 600.000 por los tres partidos que juega de local, a razón de US$ 200.000 por encuentro. Si avanza, a octavos, cobrará US$ 400.000 y de ahí para delante: US$ 450.000 por cuartos, US$ 550.000 por semifinales y US$ 2 millones por ser campeón o US$ 900.000 por culminar segundo.

El negocio de la Copa para los clubes no solo pasa por lo que abona la Confederación, sino por los ingresos que aportan los espectadores.

Nacional debutará como local en la Copa el 12 de febrero y para esa noche está prevista la inauguración de la bandera gigante. Eso asegura un Centenario lleno, con 50.000 entradas vendidas que, a US$ 20 de promedio, permitirá al club recaudar US$ 1 millón. Algo similar debería suceder en la segunda presentación ante Boca, el 14 de marzo, y otro US$ 1 millón. El 4 de abril Nacional recibe a Toluca de México con la opción de llevarlo al Parque para recaudar la tercera parte o al Estadio.

Venta de butacas
En los últimos días de enero y primeros de febrero Nacional lanzará una campaña para la venta de butacas en el parque. Las mismas tendrán un costo de $ 1.620 a $ 3.440 en la tribuna José María Delgado y de $ 1.440 a $ 2.400 en la tribuna Atilio García. De esta forma, independientemente de los resultados, el club se asegura la venta de las entradas para todos los partidos que juega de local en el Clausura y la Copa. La oferta, por el calendario que ofrece la Libertadores, surge muy tentadora. En el último semestre de 2012 (Apertura y Sudamericana), los tricolores tuvieron 10.000 butaquistas y palquistas.

Merchandising y socios
En el plan que Nacional propone para 2013, tiene previsto una apuesta fuerte a una campaña de socios y merchandising que puedan permitir al club, entre otras, alcanzar los 100.000 asociados. El 10 de enero, el club tenía 53.067 socios.

Con la campaña que los tricolores lanzarán con Abreu como imagen, a la que se sumarán otras de las figuras del plantel, como Álvaro Recoba, Gonzalo Bueno, Alexander Medina, Alejandro Lembo, Iván Alonso y Andrés Scotti, en el club confían en que continuará  el crecimiento ascendente en la gráfica del padrón social.

Al mismo tiempo, tienen previsto que una vez al mes la empresa Umbro realice una edición especial de una camiseta de Nacional que será firmada por alguno de los principales jugadores del plantel en la sede del club. En esa ocasión el socio, porque será condición para participar de esa actividad, recibirá de mano de sus ídolos la camiseta autografiada.

Altas y bajas
Ya no pertenecen al plantel que terminó el último Apertura los futbolistas Jadson Viera, Matías Vecino, Jhonatan Charquero y Jhonatan Ramírez.

Hasta el momento llegaron Abreu, Alonso y Cortés, que se integraron esta semana al equipo que orienta el técnico Gustavo Díaz.

Por otra parte, el CSKA de Moscú sigue tras los pasos del delantero juvenil Bueno, que actualmente integra la sub 20 que disputa el Sudamericano de Argentina.  En diciembre los rusos ofrecieron US$ 6 millones libres para Nacional, pero los tricolores descartaron la oferta. Fuentes del club aseguraron a El Observador que no quieren desprenderse del futbolista hasta mediados de 2013, porque Nacional quiere hacer una buena Copa y retener el título del Uruguayo, pero saben que si la oferta trepa a US$ 10 millones no tendrán opción de evitar la salida de delantero.

Además, en el plan de Ache se contempla que en junio finalizan 12 contratos, entre ellos los de Vicente Sánchez, Romero, Scotti, y el club reducirá US$ 300.000 su presupuesto mensual.

El plan diseñado por Ache para afrontar los próximos meses parece ambicioso (salvar el semestre, realizar una buena Copa, ganar el tricampeonato y llegar a 100.000 socios), pero quedará sujeto, como siempre sucede en el fútbol, a si la pelota entra en el arco, porque al final y al cabo esto es fútbol. Y para eso no hay estrategia de negocio que asegure el éxito.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios