La final será con clásico

Old Christans le ganó a Polo y Old Boys a Trébol; definirán el campeón el próximo sábado

El Campeonato Uruguayo de rugby de la temporada 2015, volverá a definirse con el clásico de los colegios. Old Boys y Old Christians , quienes dirimirán, como en 2007 y 2013, el título, luego de ganarle el sábado en semifinales a Trébol y Carrasco Polo respectivamente.

Christians ganó la primera semifinal ante Polo 21-10, en un partido polémico que estuvo marcado por las tarjetas al caballito, especialmente una roja a Alejo Parra a los 26 que condicionó el resto del encuentro.

El primer tiempo fue muy cerrado. Christians tenía un poco más de protagonismo y lograba poner el juego en campo del caballito, en base a un mejor juego con el pie, y a una gran conducción de Martínez-Arocena, aunque no pudo concretar y por eso pasados los 20' el score era apenas de 3-3.

Las indisciplinas de Polo empezaron a torcer la historia. Primero fue una amarilla a Juan Miguel Alvarez por un golpe de puño, y más tarde una roja a Alejo Parra por otro golpe, ambas jugadas chequeadas con el videoref.

Así y todo, Polo se las ingenió para llevar un partido parejo, con gran esfuerzo defensivo y pareja lucha cerca de las formaciones. Pero la segunda amarilla, a Bixio, que dejó al caballito temporalmente con 13 contra 15, terminó de darle una ventaja clara al azul en el scrum, lo que se tradujo en el penalty try para el 10-3 sobre el cierre del primer tiempo.

En el segundo tiempo Christians empezó a encontrar ventajas al mover la pelota y llegó a un penal para el 13-10, aunque siguió sin definir las chances que generaba. Polo reaccionó en el juego y en la parte anímica con la entrada de Rodrigo Sánchez, emparejó el scrum y llegó a un try de Ormaechea que puso las cosas 13-10.

Sin embargo, en el tramo final Christians sí pudo encontrar los espacios por afuera, y llegó a un try de Arocena y un penal de De León para sacarse ventajas definitivas y ganarse el pasaje a la final..

La máquina azulgrana

En el segundo partido Old Boys fue una máquina de rugby desde el arranque del partido. En un excelente encuentro, donde ambos fueron siempre al frente y buscaron jugar de todos lados, Old Boys fue muchísimo más efectivo y, ganando la batalla de los forwards, tuvo unos backs picantes para definir y sacar enormes ventajas.

Esas diferencias fueron las liquidaron el partido bastante antes del final para el 45-10 que le aseguró la clasificación a la final, ante su clásico rival.


Acerca del autor