La fiesta de Peñarol en imágenes

Peñarol colocó la piedra fundacional de su estadio con un acto en el que participaron varias de sus figuras históricas. “El lunes 10 de febrero empieza la locomotora”, dijo Damiani

“El lunes 10 de febrero a las 7 de la mañana empieza la locomotora y no va a terminar hasta tener pronto este gran estadio Manos a la obra”. Con esas palabras, el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani puso en marcha el sueño de los carboneros de tener su casa propia.

Fue en la ceremonia de instalación de la piedra fundacional en el escenario que estará en la ruta 102, que tendrá una capacidad de 40 mil personas.

Durante la ceremonia, además del protocolo de colocar la piedra fundamental, se presentó la Plaza de la gloria, que se destacará en el predio del estadio porque tendrá un ladrillo con el nombre y la fotografía de cada uno de los 3.000 hinchas que compraron palcos y butacas. En representación de todos ellos fueron siete palquistas y butaquistas los que colocaron los primeros ladrillos en la plaza.

Luego, en uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, los jugadores históricos dejaron su huella para siempre.

Con la conducción del periodista Fernando Vilar, uno a uno fueron pasando todos los históricos. El primero fue Pablo Bengoechea, que defendió a los aurinegros ente 1993 y 2003, y logró el histórico quinquenio.

En segundo lugar dejó sus huellas, con zapatos de fútbol, el campeón del mundo con la selección en 1950, Edgardo Alcides Ghiggia, que defendió a Peñarol entre 1948 y 1953 y que integró la Máquina de Peñarol.

El tercero fue Néstor “Tito” Goncálvez, que solo defendió a un club (a Peñarol entre 1957 y 1970) y luego pasaron para dejar sus huellas Julio César Abbadie, Luis Varela, Diego Aguirre (con los zapatos con los que convirtió el gol a América de Cali en la final de la Libertadores de 1987), Walter “Indio” Olivera (con los zapatos de 1982), el histórico goleador Fernando Morena (con los zapatos del partido disputado en ocasión del 120° aniversario de Peñarol; luego fue el turno del golero Eduardo Pereira con los guantes. El último en registrar sus huellas fue Antonio Pacheco, quien visiblemente emocionado y con los zapatos con los que convirtió tres goles en el último título del Uruguayo con Peñarol, quedó en la historia.

Honrar, agradecer y festejar
El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, fue el primer orador en la ceremonia de anoche y destacó la obra, el trabajo y el esfuerzo.

“Ahora es tiempo de honrar, agradecer y festejar desde ya. Cuando decimos honrar, tenemos que hacerlo con los pioneros que hace 122 años crearon el Club Atlético Peñarol y nos han legado a todos nosotros este nombre fantástico que es Peñarol, conocido en todo el mundo. Que nos han enseñado que los proyectos imposibles son posibles para Peñarol adentro o fuera de una cancha”, comenzó destacando. Y agregó: “Cuando digo agradecer, a palquistas y butaquistas, que confiaron hace cuatro años en este proyecto. Compraron butaca y palcos con vista a la pasión. Ellos hicieron posible que el estadio sea una realidad. También agradecer a todos aquellos que aún no pudieron comprar pero que van a ayudar a incrementar este estadio. A aquellos que no se dejaron vencer por los agoreros del fracaso. También agradecer a las generaciones que van a venir. Hoy es el futuro. Para todos esos hinchas de Peñarol que aún no han nacido. Ellos lo van a disfrutar. Ese es el legado”.

Luego dijo que era tiempo de festejar. “Siempre dije que un estadio es una obra atípica que la solventa una generación y la van a disfrutar varias generaciones.También es el momento de festejar porque lograr este sueño tiene mucho de los fenómenos de los jugadores”. Agregó: “Celebrar porque esto es el tesón de lo que es ser hincha de Peñarol, de no darse por vencido. Peñarol fue creado en el año 1891, fue el primer campeón uruguayo, fue el primer campeón de América, fue el primer campeón del mundo de este continente y por lógica tenía que tener el primer estadio FIFA del país”.
Destacó que el sueño del Mundial Uruguay 2030 “va a ser posible gracias al estadio de Peñarol”.

En la ceremonia estuvieron la Intendenta de Montevideo, Ana Olivera y la ministra de Turismo y Deporte, Liliam Kechichian. No pudo concurrir por problemas de agenda el presidente de la República José Mujica, quien envió una nota en la que destacaba: “Esta es una obra emblemática para un gran número de compatriotas”.

Ahora sí Peñarol dio el último paso para construir su estadio.


Populares de la sección

Comentarios