La felicidad en la cabeza de Taborda

Con un gol del delantero, pero sufriendo contra 10 jugadores y un error de Bava, Nacional venció a Bella Vista y se ubicó en la cima

El golpe de cabeza de Sebastián Taborda, cuando faltaban seis minutos para el final, le puso paños fríos al equipo y salvó del escarnio a Jorge Bava. Nacional ganó 2-1 después de sufrir contra 10 jugadores papales y un error increíble de su golero. Pero ganó, lo hizo sin Álvaro Recoba, y se subió solitariamente a la punta del Apertura.

El partido se abrió de la manera menos pensada. No estaba en los planes de nadie (excepto del propio protagonista) que Andrés Scotti colocara la pelota en el ángulo como si la acariciara el Chino Recoba. Así, cuando el partido transitaba el último tramo del primer tiempo, Nacional encontró la manera de vencer a Diego Martínez.

Siempre fue más Nacional, pero no había encontrado la manera de consolidarlo en la red de Bella Vista. La ausencia de Recoba se notó claramente. Faltó la chispa, el cambio de frente imprevisto, el pase perfecto, la pegada, el gol olímpico (¿por qué no? Ya parece una costumbre) del número 20.

Matías Cabrera no es lo mismo. Es un futbolista técnico, pero que generalmente busca una primera opción de pase cerca, sin arriesgarse a profundizar. Entonces Nacional da una vuelta más antes de llegar al arco contrario.

Anoche Cabrera empezó bien, tirado sobre la derecha y con Viana siempre cerca suyo. Pero poco a poco se fue diluyendo y Nacional se quedó únicamente con la velocidad de Bueno para quebrar el cerco defensivo del rival.

El delantero zurdo buscó y encontró en un par de oportunidades el camino para trascender. Tanto, que a los 39 minutos Casanova lo derribó cerca de la medialuna y a Scotti no le tembló la pierna para ocupar el lugar de Recoba y meter la pelota en el ángulo.

Después le ganó otra vez Bueno a Casanova (el veterano de mil batallas que ayer sintió jugar en la zaga), pero Martínez se encargó de tapar el disparo del tricolor.

Al cabo del primer tiempo Bella Vista se quedó con 10 jugadores. Costa le metió un planchazo a Luna y Cardellino no dudó.

Sin embargo, un despropósito de Jorge Bava emparejó el encuentro. El golero de Nacional calculó mal un envío aéreo de Viana, se llenó los guantes de aire y la pelota le quedó servida al Turbo Vargas.

Entonces Nacional se desconcertó. Se terminó el juego atildado. Hizo agua el sistema defensivo. Los cambios del Chavo Díaz son una muestra del panorama. Entró Matías Sosa para jugar a lo que siempre jugó desde que está en Nacional y que pocos han podido descifrar, y puso juntos en el área a Medina y Taborda, para buscar el cabezazo salvador.

Y llegó. Después de un centro de Núñez, Taborda marcó el gol de la victoria para llegar a la cima del torneo. Sufrió Nacional, tal vez más de la cuenta, pero al final encontró la felicidad. 


Populares de la sección

Comentarios