La era de Old Christians

El azul derrotó 14-11 a Old Boys y se adjudicó la doble triple corona, al ganar 2 años seguidos en Primera, Intermedia y Preintermedia

La moneda estaba en el aire. Podía ir para cualquiera de los dos. Porque en definitiva, los dos entendieron de qué se trataba de esta temporada. Jugar 20 partidos, encontrar el juego, pasar por momentos altos y bajos, por momentos quedarse sin respuestas, por otros encontrarlas y crecer, por otro sembrarse de dudas. Pero lo importante, sin duda, era llegar al mejor nivel en el momento justo.

Old Christians y Old Boys lo cumplieron. Este sábado no jugaron su mejor partido del año en cuanto a lo técnico, en lo estético, pero jugaron con la intensidad que se necesita un partido decisivo. Se midieron, se tacklearon, se golpearon. Defendieron como leones. Y en el final, esa moneda que estaba en el aire cayó por el lado de Old Christians, por un penal de Old Boys en el minuto 76, que Andrés De León cambió por tres puntos.

Fue un premio a más que un partido ganado. Porque Christians ganó su segunda doble corona consecutiva, al consagrarse campeón en Intermedia y Preintermedia, un logro sin parangón en el rugby uruguayo, al que le agrega además cinco finales consecutivas en Primera División y, el año pasado, todos los títulos de juveniles posibles: Uruguayo de M19 y M17, Valentín Martínez de esos dos más M15, algo que puede repetir este año.

Y es cierto que Polo mostró el mejor juego en el año, que ganó el 98% de los puntos en fase regular y que Christians no le pudo ganar. Pero el azul demostró que lo suyo es más que una tarde, o hasta que 20 partidos: es la realidad de un club que revolucionó su forma de trabajar, y está cosechando los frutos.

Es el premio a una institución que trabaja a conciencia, que tiene un plantel de más de 80 jugadores, al punto que el año que viene ya planifica hacer un cuarto, de Preintermedia B. Que se plantea una filosofía de disfrutar por sobre ganar, con el triunfo como objetivo pero no meta donde se acaba todo. Esa visión integral, esa obsesión porque el club le deje algo más a sus jugadores, es el sustrato que se esconde en esos tres títulos en un día, y seis en dos años.


El partido

Old Boys pegó primero porque fue más intenso. Desde el tapping a una salida de De León al minuto, que no pudo transformar en try enseguida por una insuficiencia crónica en el line. De todos modos llegó al primer try: con los backs cambiando la velocidad de juego, con los forwards yendo en corto y arrugando a la defensa rival para que apareciera Andrés Vilaseca -con la jerarquía de jugar su mejor partido del año en una final- para el 5-0.

Christians salió a responder, y encontró sus mejores momentos de juego: robándole lines a Old Boys e intentando meter la dinámica que caracteriza, aunque el azulgrana lo esperaba con la misma defensa arriba que había anulado a Carrasco Polo una semana antes. Sumó dos penales que le permitieron pasar al frente, y afirmarse desde las formaciones fijas para dominar el encuentro.

Pero era un partido de momentos, y vino el de Old Boys: sorprendiendo, jugando casi de todos lados, proponiendo con un volumen de juego que no se le había visto en todo el año. Los Vilaseca fueron estandarte, poniendo el equipo adelante, y posibilitando velocidad de pelota, ante una defensa de Christians que estaba decidida a disputar cada pelota en los rucks, aunque se pasó de rosca y genero dos penales con los que Old Boys se puso el 11-6. Christians tuvo dos más, lejanas, que falló De León, lo que deba un panorama general favorable a los azulgranas.

Sin embargo, el partido empezó a cambiar en el cierre del primer tiempo, cuando Gaminara se equivocó y golpeó a destiempo a Blengio para irse con amarilla. En una final tan pareja, eso era demasiada ventaja.

Y Christians lo supo aprovechar en el arranque del segundo tiempo. Como una semana atrás ante Trébol, salió decidido a mostrar otra cosa. Aprovechó esa ventaja numérica y elaboró su mejor jugada del partido: Martínez gana la ventaja, juega con Leivas que gana más metros, la pelota toma velocidad, Blengio encuentra otro espacio y por afuera termina definiendo Andrés De León para el 11-11.

Luego el partido fue un manojo de nervios. Ninguno encontró los caminos para sumar, pero Christians fue el que salió más fortalecido: defendió varios minutos dentro de sus cinco yardas, incluso un scrum 5, pero se mantuvo firme y, casi imperceptiblemente, empezó a torcer el rumbo del partido desde lo mental.

Porque en ese partido de momentos, pasó a ser el momento del azul. Primero moviendo la pelota en mitad de cancha y encontrándose con otra tremenda presión azulgrana, que no le dio ninguna chance. Pero la pelota seguía siendo de Christians, que decidió por el plan B, lo que se hace en una final: jugar con el pie, tirarse la presión a Old Boys y que se equivocara.

Y lo hizo. Porque cuando Christians no encontraba el camino y todo hacía prever un alargue, fue un error azulgrana lo que definió el encuentro. Un tackle peligroso de Carlos Pombo –le fue a la cabeza a Manuel Diana- generó el penal y amarilla. Con suspenso, en una patada que empezó perfecta y luego terminó entrando ajustadamente, Andrés De León puso la patada que definió el partido 14-11, y el año rugbístico.


La moneda estaba en el aire. Pero Christians tuvo la gran virtud de encontrar como llevarla para su lado, y por eso festejó, para afianzar la era azul.

Old Christians-Old Boys

OCC.1) Astigarraga, 2) Espiga, 3) Echeverría; 4) A. García, 5) R. García; 6) , 7) Mathias Beer, 8) Phil Johnson; 9) Martínez, 10) Blengio; 11) Favaro, 12) Bomio, 13) Larrosa, 14) Leivas, 15) De León DT Guzmán Barreiro

OBC.1) D. Pombo, 2) J. Rocco, 3) González Lerena; 4) F.Vilaseca, 5) Corallo, 6) Gaminara, 7) Puig, 8) S. Vilaseca, 9) Germán Albanell, 10) Cat; 11) Gortari, 12) A. Vilaseca, 13) Bordaberry, 14) A. Rocco; 15) Schmidt DT Pastore-Amaya


Cambios OCC.Formoso x Echeverría, Inciarte x Astigarraga, Diana x Phil Johnson, Paul Johnson x Bomio, Arata x Martínez, Pazos x R. García

Cambios OBC.C. Pombo x Rocco, Corral x D. Pombo, Buccino x G. Lerena, Ameglio x Corallo, Albanell x Bordaberry, López x Schmidt, Pólottier x A. Rocco, Salveraglio x F.Vilaseca

Referee. Joaquín Montes

CANCHA. Estadio Charrúa

PUNToS.4' Try Vilaseca (OBC) 0-5, 10 y 24' penales De León (OCC) 6-5, 24 y 32'y 36' penal Albanell (OBC) 11-6, 43' try De León (OCC) 11-11, 75' penal De León (OCC) 14-11

AMARILLAS. 35' Gaminara y 75 C.Pombo (OBC)



Populares de la sección

Acerca del autor