La eliminatoria tiene un inicio devaluado

Las eliminatorias no tendrán un comienzo a toda pompa, ya que las principales figuras, como Messi, Suárez, Cavani, Neymar y James, no
La alfombra roja sudamericana estará raleada de grandes luminarias al inicio de la clasificatoria regional para el Mundial de Rusia 2018: Messi, Neymar, James Rodríguez, Suárez y Cavani no podrán desfilar y les crean serios dolores de cabeza a sus entrenadores.

Ausentes el argentino Lionel Messi (Barcelona) y el colombiano James Rodríguez (Real Madrid) por lesión, y el brasileño Neymar (Barcelona) y los uruguayos Luis Suárez (Barcelona) y Edinson Cavani (Paris Saint-Germain) por suspensiones, las diferencias entre los seleccionados sudamericanos se reducen, aunque no se igualan.

En el inicio de este larguísimo camino hacia Rusia, salen entonces a escena como protagonistas centrales los argentinos Sergio Agüero (Manchester City) y Ángel Di María (Paris Saint-Germain), los chilenos Arturo Vidal (Bayern Munich) y Alexis Sánchez (Arsenal), los colombianos Radamel Falcao García (Chelsea) y Juan Guillermo Cuadrado (Juventus) y el peruano Paolo Guerrero (Flamengo).
Messi, el mejor jugador del mundo, se perderá al menos las dos primeras fechas de las Eliminatorias –el 8 y 13 de octubre–, que se extenderán por dos años, hasta octubre de 2017.

La Pulga, un rompe récords serial con el Barça, no podrá comenzar a saldar la deuda con los exigentes hinchas argentinos, quienes le endilgan casi todo el peso de la frustración por 22 años de la albiceleste sin títulos.

Subcampeón mundial en Brasil 2014 y también segundo la Copa América de Chile 2015, los argentinos no soportan dos grandes desilusiones en apenas un año y más aún con un Messi que no está solo, como sí lo está Neymar en Brasil.

Aunque el entrenador Gerardo Martino tiene un elenco con actores de primera como Agüero, Di María y Javier Mascherano, el capitán de la selección es la gran figura; todo gira a su alrededor.

¿Cómo jugará Argentina en su debut ante Ecuador sin Messi? "Debemos acostumbrarnos a jugar sin Messi", dijo, resignado, el Tata Martino. Difícil acostumbrarse, aunque Di María y Javier Pastore, compañeros en PSG, pueden ser usina de generación de juego de Argentina, pero ello no tapa lo que Messi provoca con su juego y lo que causa a los rivales, atentos y con marcas de dos o tres jugadores a la vez.

Neymar, el salvador

Más complicada la tiene Dunga con la ausencia de Neymar en los partidos contra Chile, reciente campeón de América, el 8 en Santiago, y Venezuela, el 13: el delantero del Barça es prácticamente Brasil.

Como nunca antes, el pentacampeón mundial no tiene asegurado uno de los cuatro cupos o el medio para el repechaje hacia el Mundial: Brasil viene de durísimos golpes, el peor en su casa con el humillante 7-1 en semifinales del Mundial pasado ante Alemania. Menos rutilante pero también de mucho peso en esta etapa fue la pronta eliminación de Brasil en cuartos de final en la Copa América.
Neymar, suspendido aún por dos fechas, tiene sobre su espalda una pesada mochila.

El Maestro sin los mejores

Aún peor es el panorama para el maestro Óscar Tabárez. Suárez todavía debe cuatro partidos por haber mordido al italiano Giorgio Chielini en el Mundial de Brasil, y Cavani debe pagar dos fechas por haber sido expulsado en cuartos de final de la Copa América.

Son dos asesinos del gol que siguen ultimando equipos rivales en España y Francia y, sin ellos, el arranque se le hará muy cuesta arriba a Uruguay, un eterno protagonista de los repechajes.
Mientras tanto, el entrenador de Colombia, José Pekerman, no contará con su estrella James, goleador del Mundial de Brasil 2014, pero a diferencia de varios de sus colegas, puede dormir más tranquilo porque tiene un plantel con figuras en ascenso en el fútbol europeo que no harán tan notoria una eventual ausencia del astro del equipo merengue.

Será un inicio devaluado de las Eliminatorias en el que faltarán las principales estrellas.

Populares de la sección