La doble fecha del riesgo para la celeste

Los resultados de Uruguay contra Argentina y Bolivia determinarán el estado de ánimo de cara al futuro; puede volver al de la normalidad o ingresar en zona de turbulencias

En horas en las que las primeras voces en contra de la segunda etapa del proceso de Tabárez en la selección empiezan a encontrar eco, la doble etapa que se avecina para el combinado por las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014 implica todo un riesgo.

Son dos salidas. Distintas a todas las demás. La primera a Argentina, donde el día 12 enfrentará al líder de las Eliminatorias que tiene en su equipo al mejor jugador del mundo: Lionel Messi.

La segunda salida es a La Paz, el día 16. Un problema sin solución para los uruguayos, que en los últimos procesos no hicieron más que festejar empates.

Salir mal parado implica ingresar en zona de turbulencias. Los cuestionamientos se multiplicarán y no faltarán quienes pidan cambios en la selección nacional.

Ganar, al menos uno de los dos juegos, puede permitir tener un poco de paz hasta recibir a los paraguayos por la segunda fecha de la segunda rueda del clasificatorio mundialista, prevista para fines de marzo de 2013.

Los riesgos

En el plano hipotético de que Uruguay no coseche la siembra que espera en estos dos juegos, el equipo recibirá todas las críticas.

Perder los dos partidos puede significar un verdadero dolor de cabeza al margen del problema que implicará tener que soportar la presión que se generará por la posición en la cual puede quedar el equipo.

Es obvio que hay que esperar los resultados de los otros cruces, pero el seleccionado uruguayo puede salir de la zona de clasificación si pierde los dos juegos.

Y acá entrará a tallar la experiencia de los dirigentes que ya pasaron por esta situación y vivieron esta historia en el pasado proceso.

El hecho es que el técnico Óscar Washington Tabárez se meterá en el ojo del huracán. Hay quienes, pese a sus créditos, lo miran de reojo y fustigan su insistencia en el armado del plantel. Si hoy le piden cambios, ¿qué podría suceder si se pierden los dos encuentros?

La normalidad

Un par de resultados pueden acallar las voces en contra que se elevaron por estas horas.

En ese sentido, una opción es perder con Argentina e igualar ante Bolivia. En ese probable escenario quedará siempre la última imagen. Y como está aquello de que el juego contra los argentinos es uno de los partidos que se pueden perder, Tabárez podría terminar esta primera parte de la Eliminatoria con el mismo crédito.

Dos empates son una buena cosecha. Es que permitirían rescatacar los puntos perdidos en el Centenario ante Venezuela y Ecuador.

El equipo

Se trata de partidos totalmente diferentes. Con características especiales.

El primero será de espera. Uruguay tiene claro que Argentina lo va a invadir por todos lados y tendrá que trabajar el partido.

El equipo perdió a Diego Pérez en el mediocampo y recupera a Martín Cáceres. La baja de Gastón Ramírez puede permitir el ingreso de Álvaro González para reforzar la zona media.

¿Qué se hace con Messi? No se pueden esperar marcas personales porque Tabárez no lo hace. Seguramente escalonarán al de Barcelona y lo tomará el hombre de la zona por donde se pare.

Un probable equipo podría estar conformado por Fernando Muslera; Maximiliano Pereira; Diego Lugano, Diego Godín y Martín Cáceres; Álvaro González, Walter Gargano, Egidio Arévalo Ríos y Edinson Cavani; Diego Forlán y Luis Suárez.

El equipo para jugar contra Bolivia es una incógnita. Es que, al margen del tema de la adaptación a los efectos de la altura, se debe tener en cuenta que los celestes afrontarán el clásico contra Argentina con siete amonestados.

La semana

La selección nacional inicia esta tarde los entrenamientos para la doble jornada de las Eliminatorias donde la esperan Argentina y Bolivia.

Mañana entrenan en doble turno y el movimiento estará habilitado para la prensa solo en horario matutino.

El miércoles se trabaja de tarde a puertas cerradas y el jueves ocurre lo mismo, estando prevista para la tarde la partida con destino a Mendoza.  

De viaje en viaje

No es una etapa sencilla la que espera a los celestes por las Eliminatorias sudamericanas. Es que al margen de las dificultades que se encontrarán en el campo de juego los celestes se enfrentarán con un desgaste extra, el de los traslados.

El principal inconveniente que deberán sortear es la altura de La Paz.

La mayor parte del plantel ya conoce esta historia de jugar sin aire en el techo del mundo futbolístico. Pero no será el único tema. El hecho de tener que afrontar una doble jornada como visitante obliga a pasar muchas horas arriba de los aviones. Y los viajes también generan cansancio e incomodidad.

Es que, al margen de que la Asociación Uruguaya de Fútbol dispone de vuelos chárter para que la delegación tenga facilidades a la hora de moverse, los dirigidos por Tabárez realizarán cinco viajes en 11 días para jugar dos partidos.

El primer viaje culmina por estas horas cuando los jugadores comiencen a arribar a Montevideo provenientes, en su gran mayoría, de Europa.

El grupo entrena hoy, mañana, miércoles, y jueves, en el Complejo Celeste. El jueves por la tarde abordarán el segundo vuelo, con destino a Mendoza. El mismo tendrá una duración de una hora y 50 minutos.

El 12 los celestes enfrentan a Argentina y al día siguiente viajan con destino a Santa Cruz de la Sierra. En la referida ciudad boliviana realizarán un entrenamiento. Por estas horas había temperaturas de 40 ºC.

El mismo día del encuentro contra Bolivia, es decir el 16, tomarán un vuelo chárter para subir a la altura de La Paz con el fin de evitar lo menos posible los efectos de la altura.

Inmediatamente después del partido contra el elenco del altiplano, los celestes emprenderán el regreso con destino a Montevideo. Ya fuera de la preparación, los jugadores tendrán otro viaje, en ese caso para regresar a Europa.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios