La disyuntiva de Tabárez

El Maestro deberá decidir si le da descanso a algunos jugadores mañana ante Tahití

Solo le resta un partido a Uruguay en su llave de la Copa de las Confederaciones y es ante Tahití, la selección que fue goleada 6-1 en su debut por Nigeria y 10-0 por los suplentes de España.

Más allá de ello, los celestes necesitan imperiosamente de una victoria para no depender del resultado entre Nigeria y los españoles.

En ese contexto, el que la tiene muy clara es el Maestro Óscar Washington Tabárez quien en plena conferencia de prensa tras la victoria del jueves por 2-1 sobre las águilas nigerianas dijo: “Hay que ganar y tratar de hacer la mayor cantidad de goles posibles”. Clarito con el mensaje.

En ese contexto, igualmente se le puede presentar una disyuntiva a Tabárez, teniendo en cuenta que puede darle descanso a algunos futbolistas trascendentes de cara a las futuras semifinales, dando por descartada la clasificación.

Pero eso sería ingresar en un terreno peligroso, sobre todo, si por una de esas casualidades que tiene el fútbol, Nigeria vence a España en el otro compromiso.

Sin Lugano
La tarjeta amarilla que le mostraron al capitán Diego Lugano contra los nigerianos, lo dejó automáticamente fuera del compromiso del domingo ante Tahití.

Pese a que recién comenzó a moverse el viernes el plantel y lo hizo sin exigencia alguna –en su regreso a Recife–, todo indica que su lugar será ocupado por Sebastián Coates.

Lo que importa, obviamente, es cómo estará conformado el equipo titular que pondrá el domingo el Maestro.

¿Sacará a Forlán? ¿Dejará a Suárez? ¿Y a Cavani? O le dará descanso a alguno de ellos para que puedan jugar con menor cantidad de minutos ante el primero del grupo A el próximo miércoles en semifinales (siempre y cuando como todo indica, Uruguay vence a Tahití y España hace lo propio con Nigeria).

El ánimo del plantel –que desde el viernes se encuentra nuevamente en Recife para jugar el domingo otra vez en el Estadio Arena Pernambuco en el que cayó en el debut contra España– es realmente óptimo luego de la victoria importantísima ante Nigeria.

El sábado será el día decisivo para que el Maestro pare al equipo que será el titular en el trascendente encuentro del domingo contra la selección tahitiana.

Tabárez tiene mucha experiencia y no quiere sorpresas en pos de la clasificación a las semifinales de la Copa de las Confederaciones, por lo que si bien puede hacer alguna variante en el equipo, seguramente los cambios no serán a granel –como, por ejemplo, hizo España–, ya que necesita ganar y por buena cantidad de goles.


Populares de la sección

Comentarios