La disparidad se pone en el camino celeste

Uruguay inicia el lunes las tareas en Panamá con jugadores inactivos y con la necesidad de suplir a Suárez, pero con el rencuentro de Forlán con el gol

Tabárez ya conoce de estas historias. No se detiene en el drama. Su mirada apunta a solucionar el problema. En un camino largo y plagado de piedras como el de las Eliminatorias, se convive con la tragedia.

Primero faltó Diego Forlán. Después fue la ausencia del capitán Diego Lugano. Y ahora tiene que resolver la ausencia de Luis Suárez.

Al mismo tiempo, a esta altura de la temporada recibe a los jugadores con el desafío de que los futbolistas están en plena etapa de ajuste. Tabárez se encontrará con un plantel en el que los futbolistas salieron de los trabajos de pretemporada y lentamente se metieron en la etapa de competencia.

Entonces se plantea el tema de la disparidad. Es que muchos llegan con realidades diferentes. Están los que hicieron el trabajo de base física en sus clubes. Los que, debido a defender a la selección en los Juegos Olímpicos de Londres no pudieron hacerlo. Los que jugaron todos los amistosos y los que no contaron con oportunidades.

Bajo estas perspectivas, la selección nacional inicia el lunes los entrenamientos en Panamá.

A diferencia de lo que se había informado, de que se trataba de un período de aclimatación para el calor y la humedad que los recibirá en Barranquilla, se trata solo de evitar un viaje.

El cuerpo técnico expresó que el objetivo no es la aclimatación, sino evitarle un viaje de más a los jugadores. Es decir, que vengan desde Europa a Montevideo y desde la capital uruguaya se tengan que trasladar a Colombia.

Para el lunes está previsto un trabajo regenerativo y desde mañana se inician las tareas en campo pensando en el duelo contra los colombianos.

En la cancha el técnico Tabárez se encontrará con algunos problemas en la última línea del equipo.

Lesionado Martín Cáceres, es un hecho que su lugar lo ocupe Álvaro Pereira. El citado jugador, por diferencias con su equipo, no formó parte de ninguno de los amistosos de pretemporada.

El 22 de julio fue al banco en un partido contra Celta pero no ingresó. El único encuentro que disputó, antes de recalar en Inter de Italia, fue el amistoso de la selección contra Francia el pasado 15 de agosto en Le Havre.

Otro que vive una situación particular es Diego Lugano. Es que, sabiendo que contaría con escasas posibilidades de jugar en PSG, optó por no renunciar. El técnico ni siquiera lo cita a los partidos. En la pretemporada nunca jugó un partido completo e ingresó siempre en el segundo tiempo.

En la zona media Tabárez no tiene mayores inconvenientes. El Ruso Pérez está en rodaje y con la mente fresca por el inicio de una nueva temporada. Su ladero Egidio Arévalo Ríos cambió de equipo y desembarcó en Palermo de Italia. No pudo realizar la pretemporada por estar en la selección olímpica por lo que su último partido de 90 minutos lo jugó ante Gran Bretaña. En la primera fecha de la liga italiana ingresó a los 55 minutos contra Napoli.

Al margen de esta situación el entrenador deberá resolver la conformación del mediocampo.

Tiene varias opciones. Puede incluir a Álvaro González o en su defecto a Cristian Rodríguez. Ambos con rodaje en sus equipos.

Por su parte, la función de generador de juego parece que quedará destinada  a Gastón Ramírez. El 10 no hizo pretemporada por disputar los Juegos de Londres. El viernes se resolvió su pase a Southampton de Inglaterra.

En ofensiva el panorama está mucho más claro. La dupla será Forlán-Cavani. Y el ataque estará marcado por particularidad, que sin dudas adquiere valor superlativo: Forlán rompió ayer el maleficio ya que en su noveno partido y camino a igualar su récord de 12 juegos sin anotar, convirtió dos goles. Inter venció 4-1 a Flamengo, Forlán anotó el primero y el tercero, y fue la figura de la cancha.

Tabárez ya conoce de estas historias. No se las cuentan, las vivió. No se detiene en el drama. Su mirada apunta a solucionar el problema.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios