La devaluación del “Centenariazo”

Desde la derrota con Venezuela en 2004 a esta parte, tanto la selección uruguaya como Peñarol y Nacional han dejado que el Centenario pierda el prestigio que se ganó durante décadas

Desde su creación en 1930, el Estadio Centenario ha sido para los uruguayos cuna de grandes gestas para Nacional, Peñarol y los seleccionados celestes. Entre las más famosas aparecen la obtención de Copas Libertadores, Copas América y ni más ni menos que una Copa del Mundo.

Ganar o “sacar un empate” en el coloso de cemento para los equipos extranjeros de países con poco historial futbolístico, era hasta determinado momento prácticamente una hazaña. Sin embargo un marcado quiebre en las Eliminatorias rumbo a Alemania 2006, hizo que los resultados negativos para los uruguayos en el Centenario se volvieran normales y que de a poco el término “Centenariazo” se vaya devaluando.

La primera vez que se aplicó la palabra fue después de la gran goleada 3-0 de Venezuela sobre Uruguay el 31 de marzo de 2004. Gabriel Urdaneta, Héctor González y Juan Arango fueron los verdugos de la celeste comandada por Juan Ramón Carrasco que esa misma noche tuvo su último encuentro al frente de la selección. No había título de diario deportivo a nivel mundial que no tuviera entre sus principales líneas la palabra “Centenariazo” el día posterior a la victoria vinotinto.

Semanas después de ese hecho, el 1º de junio de 2004, fue Perú quien dio otro batacazo en Uruguay. Ya con Jorge Fossati en el banco, la celeste cayó 3-1 y el camino a Alemania se volvió por de más complicado. Las dos derrotas consecutivas dejaron una marca motivadora para quienes vendrían después.  

Rumbo a Sudáfrica 2010, Uruguay volvió a recibir un golpe fuerte en el Estadio Centenario. Ante un Brasil diezmado, los dirigidos ahora por Oscar Washington Tabárez cayeron 4-0 en una tarde para el olvido de todo el equipo y de los hinchas celestes que llenaron las tribunas en ese encuentro.

Además de esta dolorosa derrota, Uruguay volvió a dejar puntos por el camino con varias selecciones en el Centenario y cayó en la última jornada ante Argentina cuando un empate lo metía en el Mundial de forma directa. En la repesca, la celeste pasó zozobras ante Costa Rica con quien igualó 1-1. En el camino hacia Brasil 2014, Uruguay no pudo con Venezuela, Ecuador y Paraguay.  
 
En los últimos años, Peñarol y Nacional también han contribuido para que el Centenario pierda de a poco ese mote de “recinto inexpugnable”.  El 21 de febrero de 2012, Peñarol cayó goleado por Atlético Nacional de Medellín por 4-0. El equipo colombiano hizo tambalear toda la fortaleza adquirida por el aurinegro un año antes en la Libertadores.

Por su parte, Nacional cosechó en el último año dos eliminaciones muy duras de competencias internacionales a manos de equipos de escaso reconocimiento en el fútbol sudamericano. Una de ellas, la primera, fue ante Liga de Loja, un equipo ecuatoriano que tras perder 1-0 de local vino al Centenario para ganarle 2-1 al tricolor y pasar de ronda en la Sudamericana.

La segunda dolorosa derrota fue la que se produjo el pasado jueves ante Real Garcilaso. Si bien Nacional ganó en los 90 minutos 1-0 con gol de Gonzalo Bueno, los penales dictaminaron que el equipo peruano con cuatro años de existencia se metiera en los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Las derrotas uruguayas que fueron nombradas son las que causaron mayor revuelo y generaron que se hable de “Centenariazo” en los medios de prensa del extranjero. Ganar en Montevideo se está volviendo de a poco cada vez más fácil para equipos y seleccionados que no hace tanto se conformaban con no ser goleados.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios