La derrota dolió en el alma

Después de haber jugado su mejor primer tiempo de visita en toda esta competencia, Uruguay perdió la brújula y el partido de forma increíble
Enviado a Chile

Era la noche para sellar prácticamente el pasaje a Rusia, para ir sacando el pasaporte. Era la noche de Cavani, la de Suárez, la de un Uruguay increíble por un primer tiempo excelente. Pero terminó siendo la noche de Alexis, el mismo que estuvo en duda hasta último momento. Claro que para llegar a eso hubo de todo, hasta un penal gigante que el árbitro no vio que pudo darle el 2-0 a los celestes que dominaban claramente todo. Pero no. Todo cambió.

Hacía tiempo que no se veía un partido con tanta vibración emocional en unos primeros minutos de un nivel espectacular.

Uruguay, jugando con eso que ahora se hace llamar "presión alta" que es la misma presión de siempre con otra denominación, pero allá arriba, en la salida chilena. El viejo y querido pressing.

Entonces no sorprendió que en tan solo 11 minutos el equipo del Maestro Tabárez tuviera cuatro situaciones de gol. ¡Cuatro! La dos primeras fue al minuto cuando el enorme Luis Suárez dejó solo a Edinson Cavani y Claudio Bravo salvó de manera notable, mientras que en el rebote, el Tata González solo la tiró afuera. La tercera fue a los 4' cuando el delantero de PSG, sin marca, le pegó por arriba del travesaño. Y la cuarta, fue del Pato Sánchez.

Chile se notaba sorprendido y el toque de siempre, el tradicional, no servía ante el buen desempeño de los celestes que seguían apretando con todo allá, en donde se comenzaba a gestar el fútbol con la vuelta del hombre símbolo de la roja, Gary Medel, luego de cuatro partidos de suspensión.

Mientras tanto, el local ganó una en un córner con un cabezazo de Eduardo Vargas que se fue cerca del palo izquierdo de Fernando Muslera.

Parecía un sueño, pero era realidad: la pelota era de Uruguay nada menos que en el mismísimo Estadio Nacional.

Hasta que se dio. Fue para él. Quizás lo merecían todos, pero nadie como él. Edinson Cavani, de quien habló toda la prensa chilena durante todos estos días, -casi siempre con mal gusto por lo que ocurrió con la jugada desgraciada de Gonzalo Jara en la Copa América del año pasado-, a los 15 minutos sí la pudo aprovechar. Llegó una nueva asistencia de Suárez y el Matador, mató. Facturó y mostró por qué es el goleador de estas Eliminatorias, por qué quiso viajar para jugar por la celeste pese a que PSG le había pedido que no lo hiciera, por qué el Maestro lo esperó hasta último momento, pero bien hasta último momento, ya que fue probado en la misma mañana del encuentro en el hotel.

Chile entero enmudeció. El silencio se podía escuchar en todo el estadio. La gente no reaccionaba y el equipo tampoco. Uruguay había ganado la pulseada de la pelota, algo tan difícil contra un conjunto que la mueve muy bien y eso es propiedad de los grandes conjuntos.

Y en medio de ese silencio, llegó una jugada clave. Un balón cayó en el área y la defensa chilena se durmió. Cavani ganó la pulseada y llegó a la pelota antes que el arquero Bravo quien lo derribó claramente. Era penal. No había dos opiniones. Pero el árbitro paraguayo Enrique Cáceres no lo pitó. Eso también desconcentró a Uruguay durante unos minutos en los que Mauricio Isla estuvo a punto de empatar.

Uruguay jugó el mejor primer tiempo de visitante de todas estas Eliminatorias. Mostró personalidad, buen juego, situaciones de gol y quizás pecó un poco en la marca por las bandas en donde Jean Beausejour gestó muchos desbordes (Sánchez no anduvo) -como en el gol del empate 1-1- y también Mauricio Isla por derecha ya que el Tata González no podía en la marca, sentía su falta de fútbol.

Pero si hay algo que normalmente no tiene un deporte tan hermoso como es el fútbol, es justicia. Casi nunca. Entonces, si se hace un resumen de lo que fue esa primera mitad, Uruguay ganaba con luz -más allá de ese 1-0- porque Chile desbordaba, pero no tenía profundidad, tuvo un penal claro que el juez no pitó, le sacó luego tarjeta amarilla a Suárez quien ahora se perderá el partido ante Brasil y en el primer minuto de adición, le empataron en una de las poquísimas llegadas locales. Fue un golpazo. Totalmente inmerecido.

Suárez tuvo una discusión con Beausejour cuando culminó la mitad inicial y se fue desaforado al vestuario. Era el viejo Suárez, aquel que parecía descontrolado en la cancha. Tenía una calentura que volaba y ni siquiera sus compañeros del banco pudieron con él. Se puso a discutir con todos y se fue desafiante. Nada de esto último le servía a los celestes quienes habían quedado muy tocados por ese gol inesperado. Injusto en este deporte injusto. Porque además, Suárez había jugado de forma espectacular, un hombre de equipo total.

Como se esperaba, Chile creció en el complemento con las subidas interminables de Isla, con su toque tradicional que apareció finalmente. Y cuando menos se esperaba, Alexis Sánchez, de gran partido, liquidó a Muslera desde fuera del área a los 60'.

Y 15 minutos después, Alexis hizo saltar a todos otra vez ganándole a Coates para el 3-1 más inesperado de todos.

Uruguay ahí se calló. Prácticamente no se paró más, quedó groggy, como ese boxeador que está en tinieblas, que no entiende casi nada. Se desconcentró, se desconectó como si fuera wi fi. Se desdibujó en la cancha y el rival se agrandó como de costumbre cuando suceden estas cosas.

Por eso es muy difícil desgranar un partido de estas características, en el que se tuvo todo, se jugó muy bien la primera mitad y se descontrolaron un poco las marcas en el segundo. Cuando se terminaba, ahí sí le dieron un penal (otra vez enorme) a Uruguay y Bravo se lo contuvo a Suárez, quien luego le dio la mano recordando viejos tiempos en Barcelona.

Chile se encontró con una victoria. Uruguay con el desconsuelo por una derrota increíble, de esas que duelen hasta en el alma.

CHILE 3
Claudio Bravo 7
Mauricio Isla 7
Gary Medel 5
Gonzalo Jara 5
Jean Beausejour 6
Arturo Vidal 5
Marcelo Díaz 5
Pedro Hernández 4
José Fuenzalida 5
Eduardo Vargas 6
Alexis Sánchez 8
DT: Juan A. Pizzi

URUGUAY 1
Fernando Muslera 5
Maxi Pereira 5
Sebastián Coates 5
Diego Godín 5
Gaastón Silva 5
Carlos Sánchez 4
Egidio Arévalo 5
Matías Vecino 7
Álvaro González 4
Luis Suárez 7
Edinson Cavani 6
DT: Óscar Tabárez

CAMBIOS en chile: 57' Leonardo Valencia x Arturo Vidal, 74'Enzo Roco x José Fuenzalida, 84' Nicolás Castillo x Alexis Sánchez
CAMBIOS EN uruguay: 65' Gastón Ramírez x Carlos Sánchez, 77' Nicolás Lodeiro x Álvaro González
CANCHA: Estadio Nacional de Chile
JUEZ: Enrique Cáceres (Paraguay) (3)
GOLES: 16' Cavani (U), 46' Vargas, 60' y 76' Sánchez
AMARILLAS: 34' Vidal, 40' González, 45' Suárez, 76' Muslera, 92' Lodeiro
ROJAS: No hubo
Incidencias: Bravo le atajó un penal a Suárez a los 87'

Embed


Acerca del autor