La deportista que supera todas las barreras

La canadiense Lindsay Hilton recibió el premio al “Espíritu del Rugby” 2012: a pesar de no tener brazos ni piernas juega al rugby como una más

Lindsay Hilton es la ganadora del premio “Espíritu del Rugby” 2012, que otorga la Internacional Rugby Board, el máximo órgano del rugby mundial. No se trata de ninguna estrella internacional, sino de una jugadora amateur de un pequeño club de Canadá, pero que tiene una característica sobresaliente: a pesar de ser amputada de ambos brazos y piernas, juega como una más en los Halifak Tras.

“Soy un apasionada de Rugby y el desarrollo del deporte, especialmente en el lado femenino de las cosas. Soy muy consciente de lo que es un deporte que cualquiera puede jugar”, contó la chica en una entrevista con la cadena CBC News.

Lindsay tiene la particularidad de jugar de medioscrum, uno de los puestos que exigen más dezplazamiento en la cancha, y toma de decisiones rápidas. Pero lejos de quejarse, pide ser tratada como una más: “Esto es lo que me gusta. Mi objetivo no es inspirar a la gente, pero si lo logro, bienvenido sea”, expresa Lindsay, que asegura no ser consciente de cómo adapta el juego “tradicional” a su estado, ya que su forma de jugar “es la única que conoce”.

“Como nací sin brazos y piernas que nunca he conocido nada diferente y mis padres y mi familia nunca me trató de manera diferente”, agregó.

El premio “Spirit of Rugby” “reconoce las hazañas increíbles que se pueden lograr a través de rugby, tanto dentro como fuera del campo, y la influencia que la acción desinteresada puede lograr en las vidas de los demás, para hacer una contribución significativa a sus comunidades y demostrar la fuerza del bien que el deporte puede ser en cualquier área del mundo”.

Ese mismo premio recibió el club uruguayo Old Christians en 2003, en reconocimiento a la gesta lograda tras el accidente de los Andes.


Populares de la sección

Comentarios