La defensa del profe está bajo análisis

Bengoechea alterna con líneas de tres y cuatro hombres en una zona del campo crítica para el equipo
Durante la pretemporada, Peñarol se midió ante Ituzaingó, Rentistas, Juventud de Las Piedras, la selección de Salto, San Lorenzo y Málaga y en todos ellos se destacó más por su producción ofensiva que defensiva.

Con las bajas de Damián Macaluso y Joe Bizera, la zaga quedó compuesta por Carlos Valdez, Emilio MacEachen, Gonzalo Viera y Fabrizio Buschiazzo.

Pero las modificaciones no se quedaron ahí, ya que Bengoechea volvió a implementar en Peñarol la línea de tres hombres en el fondo, algo que había quedado en el tintero desde el último paso de Jorge Fosatti por el club.

Está claro que el técnico utilizó el banco de pruebas como un ensayo para la temporada y sumar una herramienta táctica de cara al Torneo Apertura.

La llegada de Diego Forlán aporta otra lectura y es querer reforzar la línea media para darle libertad al mejor jugador del Mundial de 2010 y quitarle responsabilidades de marca.

Peñarol tuvo problemas en los laterales y ese es otro motivo por el cual se decantó la línea de tres, al menos como alternativa.

Aguirregaray puede jugar como carrilero por derecha, Diogo hacerlo por izquierda y Nández junto a Aguiar repartirse la mitad de la cancha.

Aunque el arribo del vasquito es una garantía por su aplicación defensiva, la proyección y el biotipo del lateral invitan a ser un poco más ambicioso buscando ser protagonistas.

Bengoechea confía en su zaga y considera que con Viera, Valdez y MacEachen está cubierto, teniendo a Buschiazzo en sala de espera. El gran perdedor en este escenario es Sebastián Píriz, titular fijo el semestre pasado.

Si bien fue probado como zaguero, el ex Danubio es volante central y, en ese puesto, hoy está detrás de Aguiar y Nandez en la consideración del entrenador.

El fútbol uruguayo de las últimas décadas tuvo equipos parados con líneas de cuatro hombres en el fondo y Víctor Púa, extécnico de Peñarol, dice que jugar con tres atrás es una herramienta válida pero que necesita trabajo: "Los dos sistemas son válidos. Depende mucho de las características de los jugadores que tengas, pero la línea de tres depende más de los movimientos del rival y la línea de cuatro ocupa más espacios".

El dibujo táctico no es garantía de nada: "La línea de tres permite liberar a los carrileros para que puedan pasar al ataque, pero ningún sistema es ofensivo o defensivo por sí mismo".

Bengoechea tiene ante Wanderers la última instancia para probar antes del campeonato.
El profe dibuja y decide.

Gonzalo Viera: Juega como stopper generalmente por derecha y alternó en ese sector con Sebastián Píriz en línea de 3.

Carlos Valdez: Es el líbero y número puesto para el entrenador. A veces queda expuesto por su velocidad.

Emilio Maceachen: Es el segundo stopper en la línea de 3 jugando por izquierda. Para Bengoechea es titular fijo.

Populares de la sección

Acerca del autor