La cruda realidad de Peñarol

¿Es posible que los hinchas de Peñarol se ilusionen con la Sudamericana saliendo al ruedo con 8 jugadores nuevos, sin rodaje ni tiempo de acople y amistosos de escasa exigencia?

La gente ya le exigió a los jugadores dejar la vida por los colores. Les pidió dar la vuelta en el estadio nuevo. Y ahora redobló la apuesta y corre por la tribuna, a modo de canción, una nueva exigencia: ganar la Copa Sudamericana.

Y como el hincha es hincha y punto, no se detiene a mirar los detalles que rodean la participación de Peñarol en el torneo lo que lleva a preguntar: ¿es posible que gane el torneo?

La ilusión nadie se la puede quitar a la gente. Pero la realidad marca cosas que son difíciles de dejar de lado.

Peñarol saldrá al ruedo, debutando el martes ante Sportivo Luqueño, con 8 jugadores nuevos en el plantel que viaja a Asunción. Está claro que el equipo necesita tiempo para que los nuevos se acoplen a lo que pide el entrenador.

El 9 que se contrató, el paraguayo Gabriel Ávalos, pasó más tiempo afuera que adentro debido a que no se lo podía incluir en algunos amistosos debido a su situación reglamentaria.

A ello se suma que los amistosos son amistosos y no tienen la misma exigencia. A modo de ejemplo, Lanús en el segundo tiempo del partido jugado en Buenos Aires colocó a todos los suplentes. Es la realidad.

Y lo peor del caso es lo que afecta a todos los equipos uruguayos que jugarán la Sudamericana: llegan sin competencia oficial.

Mientras en Paraguay se llevan jugadas seis fechas del torneo, en Uruguay están buscando la plata para las cámaras de seguridad.

Y así pasa con el resto. Fénix juega con Cerro Porteño (seis fechas jugadas en Paraguay) y Wanderers ante O' Higgins (dos fechas en Chile). El único que estará en igualdad de condiciones será Plaza que se medirá ante Blooming de Bolivia donde aún no empezó el torneo.

Ilusionarse y exigir es fácil.

Peñarol saldrá al ruedo ante Luqueño pero tendrá que medirse, además, ante la cruda realidad de un fútbol que ni siquiera tiene fecha confirmada de inicio de la actividad y que todos los años expone a sus equipos a salir a jugar los torneos internacionales sin rodaje.

Bajo esta realidad, ¿es posible ilusionarse con ganar la Sudamericana?


Populares de la sección

Acerca del autor