La copa y la historia

Uruguay ante España por el título y ampliar la mayor racha de victorias
Tres semanas después de ganarle a Chile la final del Sudamericano A y seguir en carrera al Mundial, Los Teros se enfrentan a otra final. Esta vez no tienen esa presión gigantesca de poner sobre la mesa la chance de seguir en carrera al Mundial, y con eso que siguiera en pie todo el proyecto de alto rendimiento del rugby uruguayo. Aquella vez era una final con signo negativo: no perder para no caer un escalón. En cambio, lo de este domingo, en la definición de la Nations Cup, tiene signo positivo por todos lados. Ganar el torneo, además de las estadísticas a favor y de pegar un salto en el ranking mundial, ratificará una sensación que se viene divisando: que Los Teros están empezando a subir un escalón para asentarse definitivamente en el Tier 2, segundo nivel del rugby mundial.

El equipo dirigido por el argentino Esteban Meneses enfrenta a España a la hora 15.30 en el último partido de este torneo internacional que llegó por primera vez a Uruguay producto de la confianza de World Rugby, y que hasta ahora ha sido un éxito, y un buen argumento del crecimiento del rugby uruguayo también fuera de la cancha. Los Teros llegan primeros con 9 puntos, y son los únicos que dependen de sí mismos: antes jugarán Namibia-Rusia, a las 11, y Argentina XV-Italia Emergente, a las 13.15 (todos los partidos van por Directv en vivo).

Además de levantar la copa, ganar le significará a Los Teros subir un lugar en el ranking y quedar 18°, cerca del 17° Estados Unidos, lo cual es particularmente importante teniendo en cuenta que Las Águilas pueden ser el rival en el playoffs americano al Mundial, a inicios de 2018. En caso de ser Canadá el rival, ganar el domingo ante España significaría casi asegurar la localía ante los canadienses en el partido de vuelta.

Pero por sobre todo, ganar el domingo significaría seguir afianzando la confianza de un grupo que se va autoconvenciendo de que el camino es este que se trazaron. Y la mejor muestra fue el 32-29 ante Rusia después de ir perdiendo 24-8: después de una ventana de noviembre que dejó muchas dudas, Los Teros han iniciado un camino ascendente en 2017 con ocho victorias y apenas dos derrotas. Y sobre todo han encontrado el camino: la fórmula renovada del ataque y la ambición ofensiva, pero sin olvidar las bases del scrum y la defensa, que permite pasar al ataque.

De hecho, esa racha de ocho victorias consecutivas es la más amplia en la historia del la selección. Es cierto que incluye dos triunfos ante Chile, dos ante Brasil y uno ante Paraguay, en los cuales los celestes son fuertes favoritos, pero también incluye victorias ante Italia Emergente, Canadá y Rusia, rivales parejos o incluso favoritos ante los celestes. No es una estadística como para volverse locos, pero sí para valorar que Los Teros han encontrado un camino, una identidad, que los ilusiona sobre todo en su camino al Mundial. Levantar la copa sería un símbolo de ese crecimiento.



Populares de la sección

Acerca del autor