La Copa, orgullo Nacional

Comenzó la 54ª edición del torneo de clubes, que muestra la historia ganadora de los albos, líderes históricos en puntos obtenidos y dueños de la mejor marca de presencias consecutivas

Todo tiempo pasado fue mejor. Atrás quedó el Peñarol que deslumbró en los años 1960. Como el que ganó al poderoso River Plate argentino en 1966 y obtuvo la tercera Copa Libertadores. El de Mazurckiewicz, Lezcano y Nelson Díaz, con Pablo Forlán, Tito Gonçalvez y Cacho Caetano, y una delantera de ensueño: Abbadie, Rocha, Spencer, Lito Silva y Joya.

¿Y el Nacional que ganó la Copa de 1971? El que bajó al duro Estudiantes. El de Manga, Ancheta y Juan Masnik, el de Peta Ubiña, Montero Castillo y Cacho Blanco, con Cubilla, Maneiro, Luis Artime, Espárrago y Julio César Morales en ataque.

Ya nada es igual. La Libertadores para los equipos de Uruguay se transformó casi en un imposible. El Peñarol de Diego Aguirre, que llegó a la final de la Copa de 2011 fue como un oasis en medio del desierto de títulos que los equipos uruguayos padecen en Copa desde fines de la década de 1980.

Y cada vez que comienza una nueva edición de la Copa Libertadores, se reaviva por un lado el recuerdo de antaño, y por otro la necesidad, casi como un deseo imperioso, de que la Copa vuelva a Uruguay. Episodio que no se da desde el lejano 1988 cuando Nacional logró su tercer título, justo el año después de que Peñarol logró su quinta consagración.

Pero, pese a que hace más de dos décadas que el grito de campeón no suena por Uruguay, la estadística aún le sonríe a los equipos de Uruguay. En las 53 ediciones que se disputaron de la Libertadores, Peñarol es el equipo que más presencias registra en el torneo: 40, una más que quien figura en segundo lugar, Nacional, que tiene 39. Claro que los tricolores, pese a jugar una edición menos, han disputado más partidos que Peñarol: 331 a 327.

Si se consideran los puntos ganados a lo largo de la historia del máximo torneo de clubes del continente, Nacional y Peñarol encabezan dicha lista. En este rubro la estadística favorece a Nacional, frente a cualquier criterio que se tome. Es decir si se computan dos puntos por partido ganado (como aconteció hasta 1994 inclusive) los albos llevan una ventaja de seis unidades sobre Peñarol: 377 a 371. Si se utiliza el actual sistema de tres puntos por partido ganado, la estadística también favorece al elenco del Parque Central: 521 a 520.

El criterio más adecuado, para este caso, sería computar desde la edición de 1960 a la de 1994 inclusive, dos puntos por victoria y desde 1995 a 2012, tomar tres unidades por juego ganado. Con este criterio Nacional totaliza 428 puntos, frente a 408 de Peñarol.

El otro récord de Nacional

La estadística también sonríe a la entidad del Parque Central, que ostenta la mejor marca de participaciones sucesivas en la Copa. Los ahora dirigidos por Gustavo Díaz, jugarán en 2013 su 17ª edición consecutiva del máximo torneo continental de clubes, marca nunca antes conseguida por equipo alguno. En efecto los tricolores no faltan a la Copa desde la edición de 1997.

En dicho rubro Peñarol tuvo su mejor seguidilla con 15 presencias consecutivas entre 1965 y 1979, guarismo que le ubica en segundo lugar en el citado ranking. Ese puesto es compartido con River Plate argentino que no faltó nunca entre 1995 y 2009. En cuarto lugar figura el equipo paraguayo de Cerro Porteño al que se le vio en 14 ocasiones seguidas en la Copa, entre 1990 y 2003, por más que nunca lograron título alguno.

Más allá del orgullo de liderar la estadística de puntos obtenidos en la Copa y que junto a Peñarol son los equipos que comandan en el historial copero, no solo de números viven los equipos, sino de títulos, por lo que tanto en Nacional como en Peñarol, desean volver a dar una vuelta olímpica a nivel continental.


Populares de la sección

Comentarios