La Copa, el Parque y el crecimiento, objetivos de Nacional en 2016

Definir el Uruguayo, hacer una buena Libertadores, consolidar las obras del Parque Central y ser local en el clásico
El que acaba de nacer es un año de cambios para Nacional. Las elecciones de diciembre lo dejaron en claro. Los socios eligieron terminar con la anterior camada de dirigentes y darles la oportunidad a un nuevo grupo, sin el roce de aquellos, pero con muchas ganas de renovar antiguos estereotipos del fútbol y fundamentalmente del club.

La tarea no será sencilla. Estar al frente de una institución con la historia y la grandeza de Nacional requiere paciencia y un trabajo arduo, aún en los más mínimos detalles.

El primer desafío de los nuevos dirigentes (seguramente contarán con el apoyo de los anteriores que quedaron integrando la directiva, especialmente Eduardo Ache y Morgan Martínez) es el deportivo.

Nacional tiene que ganar el Clausura para definir el Campeonato Uruguayo. Una misión difícil porque paralelamente competirá en la Copa Libertadores. Y, como lo dijo el nuevo presidente José Luis Rodríguez durante la campaña, su idea es que el club deje de contar participaciones en el ámbito internacional y cumpla una actuación decente.

Un desafío también para el técnico Gustavo Munúa, quien intentó imprimirle un juego moderno al equipo, pero sobre el final del semestre perdió la línea y dejó un sabor agridulce. En la primera participación internacional, el tricolor de Munúa fue eliminado de la Copa Sudamericana en segunda fase. Ahora, el sorteo le puso en principio dos pesos pesados enfrente: Rosario Central y Palmeiras de Brasil. El tercero saldrá de la llave que disputarán River Plate uruguayo y Universidad de Chile.

Otro reto es el Parque Central. Durante los últimos tres años no se hicieron obras en el estadio, pero se presentó un proyecto de ampliación que fue aprobado por dos asambleas con la intención de avanzar lo máximo posible este año. Rodríguez dijo que ese plan se va a revisar, pero el club ya tiene compromisos adquiridos con los socios que compraron palcos y con una empresa que comenzó a trabajar en la tribuna Atilio García.

A Nacional le espera un año movido que necesitará mucho de la impronta de sus dirigentes.

Deportivo

Competir y no solo "contar córners"
Nacional perdió el Apertura después de una racha de cuatro partidos sin ganar entre las fechas 10 y 13, por lo que tendrá que apostarle todo al Clausura. El presidente José Luis Rodríguez dijo que la idea es reforzar el plantel en puestos claves y contar con un plantel de 25 futbolistas, que incluya entre un 30 y 40% de juveniles formados en la institución. Pero también le apuntará a la Copa Libertadores, según dijo a Referi: "Nacional tiene un presupuesto genuino de entre US$ 9 y US$ 10 millones por cuotas sociales, derechos de televisión, participaciones internacionales, venta de localidades y eso es completamente agrandable. Con eso Nacional puede competir internacionalmente, no participar como lo hace hoy. Porque hoy Nacional cuenta las participaciones y hacer eso es lo mismo que contar los córners en un partido. No nos pueden dejar afuera cuadros con mucha menos historia y tradición y mucho menos presupuesto".

Parque Central

Revisión del proyecto de ampliación
Rodríguez dijo a Referi durante la campaña que "un estadio que se está haciendo en la periferia de Montevideo no me puede apurar" en referencia al escenario de Peñarol. Sin embargo, este año es clave para las obras del Parque Central. En ese sentido la nueva directiva del club nombró a Mario Garbarino para que se encargue de las mismas: "Tenemos que revisar el proyecto" expresó el presidente, pero el club ya firmó un contrato con una empresa que comenzó a trabajar en la tribuna Atilio García, además de que vendió palcos.

Clásico

Recibir a Peñarol en el Parque Central
Antes de las elecciones Rodríguez señaló que si él hubiese sido el presidente de Nacional el clásico del Apertura se jugaba en el Parque Central y señaló: "Si soy electo, el próximo que nos toque de locatario se jugará en el Parque". En el Clausura el locatario es Peñarol y de acuerdo a lo que expresó Juan Pedro Damiani, se jugará en el estadio aurinegro. A Nacional le podría tocar en el segundo semestre de este año, por lo que es otro de los desafíos que esperan a los nuevos dirigentes tricolores.

Otros retos para el año

Modernizar la gestión
Uno de los pilares de la nueva directiva es la modernización de la gestión, según el programa de gobierno presentado durante la campaña. Rendición de cuentas periódicas, publicar información sobre gastos en el sitio oficial y defender la historia de Nacional ante la Asociación Uruguaya de Fútbol. Bajar el gasto de la seguridad interna es otro de los objetivos, ya que se considera que es demasiado alto. También se analizará la viabilidad del "Tricosocio", esa nueva categoría social que en principio no dio los frutos buscados.
En la sede se intentará llevar a cabo un viejo anhelo, que es la creación de un club deportivo para que los socios puedan desarrollar actividades y eso genere ingresos frescos y genuinos cada año.
Para el trabajo en formativas se nombró a Antonio Palma, quien será el nexo entre el coordinador de juveniles, la gerencia deportiva y la comisión directiva.

Populares de la sección

Acerca del autor