La celeste rearmada: la nueva cara para la Copa América

A defender la Copa sin Cáceres y Suárez, con Cebolla lesionado y Jonathan jugando en reserva

Cuando Uruguay fue a la Copa América de 2011 su ataque generaba envidia. Pocos podían reunir una ofensiva con Diego Forlán, Luis Suárez y Edinson Cavani. Hoy, por diferentes circunstancias, solo queda el jugador de París Saint Germain.

Diego Lugano, un jugador consolidado, con mil batallas en el cuerpo, con la experiencia de dos procesos eliminatorias encima, había sido el encargado de levantar el trofeo de la Copa América. Cuatro años después un joven que por aquellos años vivía de sueños en Toledo, Josema Giménez, es el encargado de suplantarlo, mientras el capitán se aproxima al final de su carrera en la liga sueca.

Aquella vez el mediocampo tenía nombres fijos y definidos. El Ruso Pérez y Arévalo Ríos eran los abanderados de la presión en un equipo que hacía del pressing su arma más incómoda para los rivales. Hoy, en ausencia del Ruso, Egidio se acomoda a los compañeros que le fueron colocando.
Pero el paso del tiempo no fue lo único que determinó cambios en la selección. En el Mundial de Sudáfrica 2014 se generó un hecho que causó conmoción. Suárez mordió al itaiano Giorgio Chiellini y la FIFA lo penó como a nadie en el mundo. No juega la Copa América.

Y en los últimos meses una lesión terminó sacando del plantel al defensa de la Juventus, Martín Cáceres. No se trata de cualquier jugador. El técnico Tabárez le brindó a su ausencia la misma importancia que la de Suárez, por su experiencia y polifuncionalidad. Había una luz de esperanza con su evolución médica, pero todo se derrumbó ayer cuando el entrenador de la selección comunicó la lista de reservados para la Copa América .

Un golpe durísimo para un plantel que se está acomodando, que comienza una etapa de renovación y que regresa a la Copa América a defender el título como antes. A la uruguaya. Con pocas figuras y obstáculos por vencer.

la zona con más rodaje
Suplir la baja de Cáceres no es tarea sencilla, pero la zona defensiva celeste es la que menos problemas presenta. Los goleros juegan todos en sus equipos. De la zaga: Maxi y Godín son titulares. Giménez jugó seguido la primera parte de la temporada y Palito tiene rodaje.
La sorpresa
Jorge Fucile que luego de perderse gran parte del Apertura y del Clausura, regresa al plantel seleccionado.
La baja
Alejandro Silva que fue reservado para los cuatro amistoso de 2014 pero el DT no lo llevó a ningún partido.


Nueva estructura
En la zona central Tabárez tiene a Arévalo Ríos como hombre clave. Descubrió a Carlos Sánchez para jugar a su derecho y esperar por la recuperación del Cebolla Rodríguez.
La sorpresa
Sin dudas lo marca el regreso de Walter Gargano que no juega en la celeste desde el Mundial.
Las bajas
Diego Arismendi, que jugó contra Arabia y Omán. Japo Rodríguez reservado para cuatro juegos. Gastón Ramírez lesionado antes de Marruecos.

Jugados a Cavani
La ausencia de Luis Suárez pone a Edinson Cavani como protagonista exclusivo de una ofensiva celeste que tampoco tendrá a Diego Forlán. El equipo apuesta a gente joven como Rolan, Jonathan Rodríguez y Abel Hernández.
La sorpresa
Podría significar el hecho de que Stuani venía jugando con Tabárez como volante por derecha y ahora deberán ocupar una posición más ofensiva.
La baja
Diego Laxalt fue reservado por primera y única vez para los dos primeros amistosos del nuevo ciclo de Tabárez, en setiembre de  2014, contra Japón y Corea. El técnico no lo llevó a los referidos encuentros y no volvió a ser citado.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios