La Celeste sin grandes

De los titulares que Uruguay paró ante Colombia, ningunó se formó en Peñarol o Nacional; Defensor Sporting, Danubio y Wanderers son el semillero
Dicen que las camisetas de los equipos grandes de Uruguay pesan toneladas y que los chicos que llegan desde sus divisiones juveniles tienen el reto de demostrar.

Ante ese escenario, fueron varias las generaciones que se quemaron por no esperarlos.

Si bien es cierto que hoy los equipos grandes están trabajando muy bien en su estructura de juveniles, durante mucho tiempo se descansaron en el grosor de su billetera para comprar joyas de otros equipos.

Como muestra basta un botón. De los 11 titulares que Óscar Tabárez alineó en cancha en la victoria ante Colombia, ninguno completó el proceso formativo y debutó en un equipo grande.

Defensor Sporting, Danubio y Wanderers se destacaron por su semillero. Otros, como Álvaro Pereira, Maximiliano Pereira o Josema Giménez tuvieron un paso fugaz por las formativas de los grandes del medio local hasta que equipos chicos los adoptaron para formarlos.

Fernando Muslera: Nació en Buenos Aires cuando sus padres, uruguayos ambos, se fueron a probar suerte. A los ocho meses ya estaba de nuevo en Montevideo. Jugó en los clubes de baby fútbol Ferrocarril, Royal, Olimpo y Cosmos Corinto. Hizo todas las divisiones formativas en Wanderers y fue ascendido por Jorge "Chifle" Barrios al plantel principal cuando tenía 18 años. Debutó en el año 2004 y fue bohemio hasta 2007, cuando pasó a Nacional donde obtuvo la Liguilla Pre-Libertadores de ese año. En la imagen va en busca de la pelota contra Diego Perrone en un Wanderers-Nacional.

Maximiliano Pereira: El lateral derecho –récord en presencias con la selección de Uruguay- jugó un año en la Quinta División de Nacional y fue campeón con compañeros como Gonzalo Castro y Carlos Valdez. Sin embargo su estancia en el bolso duró sólo esa temporada, ya que los dirigentes descartaron su renovación y se fue a Defensor Sporting, equipo donde debutó en Primera División en el año 2002. Pereira estuvo hasta el año 2007 en el equipo del Parque Rodó donde jugó 135 partidos y anotó 26 goles. Es hincha confeso de Peñarol, aunque nunca vistió esa camiseta. En la imagen celebra un gol violeta junto a Esmerode, De Souza y Navarro.

José María Giménez: "De Peñarol me echaron como un perro y me fui llorando. Púa me dijo que no tenía condiciones. Fui con Franco Milano, un amigo del baby fútbol. Él quedó y a mí me borraron", dijo el zaguero de Atlético de Madrid a El Observador el 14 de julio de 2014. Giménez ya era jugador de Danubio en AUFI cuando se fue a probar a los mirasoles, equipo del cual simpatizaba siendo un niño. Hoy se confiesa hincha fanático del equipo de la Curva de Maroñas. En la imagen marca a Carlos Núñez en un Peñarol-Danubio.

Diego Godín: El zaguero, considerado uno de los mejores del mundo y goleador en esta doble fecha de eliminatorias, llegó a la Sexta División de Defensor Sporting cuando tenía 15 años. En el año 2003 pasó a Cerro que pagó por su ficha sólo el gasto administrativo del pase ante la AUF: 840 pesos uruguayos. En sus primeros años de juvenil fue delantero pero luego pasó a la zaga donde se consolidó hasta que en 2006 fue comprado por Nacional. En la imagen le roba un balón, ya como capitán de Cerro, a Gabriel Cedrés en el Estadio Centenario.

Martín Cáceres: La familia del lateral celeste dejó Sarandí del Yi para trabajar en Montevideo y el pequeño José Martín comenzó a jugar en las divisiones juveniles de Defensor Sporting, el único equipo que defendió en el fútbol uruguayo. Cáceres debutó con los violetas en el año 2006 ante Cerro en el Estadio Luis Tróccoli. Apenas un año más tarde dejó Uruguay para firmar con Villareal de España. En Europa defendió además los colores de Recreativo de Huelva, Barcelona, Sevilla y Juventus.

Carlos Sánchez: La infancia de Carlos Sánchez fue sacrificada, ya que sufrió el abandono de su padre a los ocho años y muchas veces le faltó la comida. Repartió pan hasta que a los 17 años fue a probarse a Liverpool tras jugar en Salus y Alianza. De 300 postulantes eligieron a tres y quedó entre ellos. A los seis meses debutó en Primera. Es candidato a ganar el Balón de Oro y fue votado por los lectores de Referí como el mejor celeste en el arranque de las Eliminatorias.

Álvaro González: Nacido en Lezica e hincha fanático de Nacional, Álvaro González hizo todo el camino formativo en Defensor Sporting donde debutó en Primera División el 2 de marzo de 2003 ante Fénix. Estuvo con los violetas hasta la temporada 2007, cuando emigró a Boca Juniors, y luego volvió a Uruguay para sacarse el gusto de jugar en Nacional. Con los tricolores disputó la temporada 2009-2010, fue campeón del Apertura y luego perdió las finales ante el Peñarol de Aguirre. Jugó cinco temporadas en Italia y hoy defiende a Atlas de México.

Matías Corujo: El sauceño hizo todas las divisiones juveniles en Wanderers, equipo donde debutó en Primera División en el año 2006 bajo la batuta de Daniel Carreño. En Wanderers conoció a Diego Aguirre, quien luego lo llevó a Peñarol en 2010 para suplir la baja de Matías Aguirregaray. En los mirasoles formó parte del equipo que jugó la Copa Libertadores de 2011.

Álvaro Pereira: El lateral es un caso especial, jugó en AUFI de Nacional y se reconoce simpatizante tricolor, pero completó el proceso formativo de juveniles y debutó en Miramar Misiones. Antes de retirarse quiere cumplir el sueño de su padre y jugar en Cerro, ya que toda su familia es hincha y suele ir al Tróccoli. Es uno de los referentes de este grupo, ya que jugó los Mundiales de 2010 y 2014 y la Copa América de 2011 y 2015.

Diego Rolan: El delantero que marcó uno de los goles más lindos de la segunda fecha de las Eliminatorias sugió en Defensor Sporting, equipo al que llegó en edad juvenil. El delantero debutó en la temporada 2011-2012 en la que terminó con tres goles en 23 partidos. A la temporada siguiente mejoró sus números y eso le valió la transferencia a Francia para jugar en Girondins de Bordeaux. Anotó su primer gol con Uruguay el 18 de noviembre de 2014 en un amistoso ante Chile.

Cristhian Stuani: El delantero oriundo de Tala debutó a los 18 años en la Primera de Danubio pero los pocos minutos lo llevaron a buscar acción en Bella Vista. Con los papales marcó 14 goles en 18 partidos y volvió a Danubio. Luego de repetir festejos en la franja fue negociado a Italia. Con la selección de Uruguay tuvo minutos en la Copa del Mundo de 2014 y la Copa América de 2015.


Populares de la sección

Acerca del autor