La carrera terminó en casamiento

Laura Bazallo, la mejor atleta uruguaya en pruebas de calle, y Luis Noguez, también competidor, corren juntos en la vida: el sábado, tras participar en la Doble San Antonio, se casaron en la playa de Piriápolis

Sudamericano de cross country en el Club de Golf de Montevideo. Año 2005. Laura Bazallo es una de las representantes de Uruguay. Pero la remera que le asignan es demasiado grande y la incomoda. Nadie accede a cambiársela hasta que aparece un chico llamado Luis Noguez y le soluciona el problema ofreciéndole su camiseta.

Así empezó, casi sin que se dieran cuenta, una maravillosa historia de amor. El atletismo se encargó de encenderles la luz de los encuentros.

Un año después, tras coincidir en varias carreras de la Agrupación de Atletas del Uruguay, se pusieron de novios.

El sábado pasado, tras correr los 8k de la Doble San Antonio, llevaron un juez y se casaron en la playa de Piriápolis.

“Elegimos esta carrera porque el lunes pasado cumplimos siete años de novios y la San Antonio fue la última carrera que corrimos como amigos”, contó Luis.

Él es de San Carlos y lleva 15 años en el atletismo. Empezó en el Cedemcar, pasó por Campus de Maldonado y en 2001 llegó a Montevideo para estudiar.

El año pasado se integró al grupo VO2, donde entrena bajo las órdenes de Gabriel Umpiérrez y Patricio Melo.

Laura, quien padece asma, empezó a correr por los canteros de avenida Centenario en 2002, porque no podía controlar la ansiedad mientras estudiaba para los exámenes del liceo.

Desde 2006 es la principal atleta uruguaya en carreras de calle y el año pasado batió dos veces el récord nacional de media maratón en Argentina.

La idea de casarse en la playa, y a la carrera, surgió espontáneamente entre los dos.

“Queríamos hacer algo distinto y no solo casarnos por civil”, contó Laura.

“La gran mayoría de nuestros amigos están en el atletismo y la idea de casarnos después de una carrera nos permitió incluirlos a todos en una ceremonia sencilla con un brindis al final”, agregó.

“Luna de miel por ahora no vamos a tener, no podemos, queda para más adelante”, dijo Bazallo, atleta Saucony, quien trabaja como vendedora en Motociclo, asesorando a sus clientes sobre las mejores opciones para comprar artículos deportivos.

Luis da clases de gestión de costos en la Universidad.

Viven juntos hace un año y medio. “Casarnos es un paso más en nuestra relación. Hace cuatro años que todo el mundo nos viene preguntando: ‘Y, ¿cuándo se van a casar?’, así que ahora les damos el gusto”, contó Laura entre risas para luego agregar: “En realidad este momento es especial para nosotros por eso lo queríamos hacer ahora”.

Laura terminó tercera en la carrera del sábado, detrás de la argentina Nadia Rodríguez y de Aldana Sabatel.

Venía de correr el 6 de enero la San Fernando, donde obtuvo el segundo puesto con su mejor marca personal.

Luis, en tanto, fue 62º entre los varones con un registro de 30.21. ¿Qué marca puso Laura? La misma. Atravesaron juntos la meta y se dieron un beso.

Todo un símbolo. Los compañeros de la vida, los que entrenan juntos corrieron pegados su carrera más especial. 

Después se fueron a aprontar al hotel y bajaron a la playa de Piriápolis, enfrente al edificio La Riviera.

Tenían miedo de que lloviera y se levantara temporal. Pero el tiempo se portó bien. No podía ser de otra manera. La historia tuvo el mejor final. Y ese final es solo un comienzo. Para seguir corriendo juntos.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios