La carrera por los votos: ¿Qué apoyos suman Valdez y Domínguez para la presidencia?

Ambos candidatos empiezan la campaña para las elecciones de enero
El sorteo de la Copa Libertadores, el martes, sirvió para que muchas caras volvieran a verse en el peor año de la historia de Conmebol. Con 14 dirigentes presos, la vieja guardia fue totalmente arrasada. Ahora queda reconstruir el organismo, a partir de la elección del próximo 26 de enero, las primera en 30 años. Y entre la sorpresa y las dudas de cómo se seguirá, se empezaron a dar las charlas iniciales de cara a unos comicios que ya tienen dos candidatos seguros: el uruguayo Wilmar Valdez y el paraguayo Alejandro Domínguez.

¿Habría alguien más? "Es imposible saber, muchos países están metidos en sus propias internas", le comentó un dirigente uruguayo a Referí. Pero también es un argumento como para pensar que la mayoría de los países, entre el vacío que dejaron en sus federaciones los presidentes presos, y las elecciones internas que tienen algunos, no tendrán tiempo como para presentar un candidato.

Por lo pronto, las fichas están empezando a alinearse. Para los dirigentes uruguayos, Domínguez representa el "viejo" orden: fue vice de Napout en la Asociación Paraguaya de Fútbol, y mismo por el hecho de ser paraguayo tiene numerosos vínculos con las eras de Leoz y el último expresidente, hoy libre bajo fianza en Nueva York, aunque seriamente comprometido en la causa de las coimas por la venta de los derechos de televisión. Hacia allí apunta la campaña de Valdez: mientras él es una "cara nueva", Domínguez tiene vínculos por donde se mire con el "antiguo régimen".

Ese razonamiento fue el que usó, por ejemplo, el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani durante su estadía en Paraguay. "Parece que los únicos que pueden ser presidentes son los paraguayos. ¿Cuál es el problema? Si el edificio y el hotel se pueden mantener en Asunción. No sé porqué siempre tienen que ser paraguayos. Hay que darle oportunidad a otra gente", expresó en declaraciones al programa Hora 25.

Siguiendo esa línea de razonamiento, Domínguez tiene un apoyo casi seguro de Brasil. "Históricamente Brasil y Paraguay han ido juntos en todo", comentó una fuente dirigencial a Referí. A ellos se les puede sumar Colombia, otro histórico aliado de esa facción.

Chau Gorka

En ese sentido también, hay una apuesta decidida a quitar del medio al español Gorka Villar, que fue el director general del organismo desde el mandato de Napout. Villar es hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol, Juan María Villar, y llegó a ponerle orden al organismo hace tres años.

Entienden que, en un organismo atravesado por la corrupción, es imposible que el principal cargo rentado del organismo no supiera nada. Sin embargo, Valdez no pidió su cabeza de entrada porque en el estado de caos que había no podía seguir descabezando lo que quedaba, aunque es claro que si es electo presidente, el español no seguirá en Conmebol.

Nuevamente, Damiani fue uno de los encargados de hacerlo público. "No queda nadie acá, están todos detenidos, y parece que no hubiera pasado nada. Es inexplicable", dijo el presidente aurinegro sobre Villar.

Qué apoyos tiene Valdez

La tarea del uruguayo es difícil. Es desconocido para buena parte del continente, por lo que tiene que zurcir e intentar convencer a muchos. Pero eso lo puede transformar en un activo, presentándose como la nueva cara del fútbol sudamericano. Por allí corrió su discurso en el sorteo de la Libertadores la semana pasada.

Una tarea clave será conseguir el apoyo de Argentina, una federación con histórica presencia en el organismo pero desplazada desde la muerte de Julio Humberto Grondona.

"Es una incógnita", confesó una fuente dirigencial a Referí. Desde la AUF, aunque no se haga público, se apuesta a una victoria de Marcelo Tinelli, que ayudaría a esa postura renovadora del organismo. Aunque con la polémica sobre la elección en AFA y la duda sobre la nueva fecha, todo hace indicar que a la elección de Conmebol en enero llegará el actual gobierno de Segura, exmano derecha de Grondona y hombre identificado con la "vieja guardia". De todos modos, la tarea será sumarlo como aliado para que AFA recupere posiciones en Conmebol, perdidas a manos de Brasil.

¿Y el resto? Todo está en el aire. Chile también tiene elecciones en enero tras la salida obligada de Jadue, y el panorama no es tan claro sobre a quién podrían apoyar los que vienen. Por otro lado, Valdez se anotó un punto con Bolivia, que volvió a ser admitido como miembro pleno bajo su gestión, luego que la Federación fuera suspendida por nombrar nuevas autoridades cuando el expresidente Chávez cayó preso. La Conmebol, bajo mandato de Napout, había entendido que esa elección había sido ilegal. El cambio de postura puede acercar a Bolivia a Valdez.

Queda por verse para dónde se decantan Perú, Ecuador y Venezuela, federaciones con las que no hay un vínculo tan directo, pero que pueden definir las elecciones. Todas están en pleno proceso de rearme tras el escándalo que descabezó a sus gobiernos.

Ante todo, será un verano de muchas negociaciones en el fútbol sudamericano, intentando reconstruir las ruinas de Conmebol. l

La AUF mantiene apoyo a Infantino en FIFA
Fuentes de la AUF expresaron a Referí que el voto de Uruguay para las elecciones de la FIFA se mantiene firma hacia el italiano Gianni Infantino, secretario general de la UEFA, pese a las sorpresivas declaraciones del vicepresidente del organismo, Rafael Fernández, que públicamente destacó al francés Jerome Champagne como el "cambio", además de desearle suerte en nombre del fútbol uruguayo.
"La estrategia de Uruguay no cambia: es necesaria una alianza entre UEFA y Conmebol", expresó a Referí una fuente del Consejo Ejecutivo. El voto no se hará público porque se hablará con todos los candidatos, pero de todos modos, Valdez ya lo había dejado claro hace dos semanas a La Nación: "La Confederación ratifica la alianza que ha tenido con la UEFA. La Conmebol, estratégicamente, hoy por hoy, está en la misma sintonía que la UEFA".
Champagne es europeo, aunque no es un candidato oficial de la UEFA, lo cual es además una de sus principales contras: la falta de un continente que le asegure votos en bloque.


Del riñón de Napout

Domínguez tiene 42 años y es el hijo de Osvaldo Domínguez Dibb, histórico presidente del club Olimpia de Paraguay de 1974 a 1990 y de 1995 a 2004. Fue mano derecha del expresidente de Conmebol Juan Ángel Napout, y fue su vicepresidente en la Asociación Paraguaya, hasta que el ascenso de éste último a Conmebol lo llevó a la presidencia de la AFP y al Ejecutivo de Conmebol. Ahora se postula a la presidencia del organismo.

Uno de los pocos que quedó en pie

La carrera de Valdez fue meteórica: asumió sorpresivamente la presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol tras la renuncia de Sebastián Bauzá, y luego que Óscar Curutchet (Danubio), primer candidato a sucederlo, no aceptara el cargo. Con su cargo en la AUF también ingresó al Ejecutivo de Conmebol, y la primera redada de detenciones en el organismo debido al FifaGate lo dejó como vicepresidente primero. La segunda redada, que incluyó al presidente Napout, lo dejó como presidente interino, y ahora se postula a la presidencia definitiva.

Populares de la sección

Acerca del autor