La cara oscura de la Eurocopa

Francia estaba convulsionada aún antes de la copa, pero los primeros dos días de la competencia estuvo plagada de incidentes
La Eurocopa –centro de tensión en una Francia ya convulsionada por sus problemas internos y la amenaza terrorista constante– empezó con el pie izquierdo en materia de seguridad, por disturbios que solo ayer dejaron decenas de heridos.

En un enfrentamiento entre hinchas ingleses y rusos hubo 31 heridos y uno de ellos está en estado crítico.

A su vez aficionados de la selección de Irlanda del Norte, que hoy jugará contra Polonia en partido de la llave C, se vieron envueltos en peleas con ciudadanos franceses anoche en la ciudad de Niza (al sur de Francia) que se saldaron con siete heridos.

Las noticias más preocupantes tienen como protagonista a un aficionado inglés que se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Marsella.

El fanático recibió "golpes con una barra de hierro, al parecer en la cabeza", señaló una fuente policial. Se le intentó reanimar en el lugar y luego fue evacuado a un hospital. Su pronóstico es reservado, completó el prefecto de policía del departamento de Bouches-du-Rhône, Laurent Nunez.

Los incidentes habían comenzado horas antes del partido en el Vieux-Port (Puerto Viejo), corazón turístico de la ciudad y un lugar salpicado de restaurantes, bares y 'pubs' británicos.

Las fuerzas de seguridad –unos 250 policías y gendarmes– utilizaron también gases lacrimógenos y los aficionados escaparon del lugar corriendo por las calles vecinas. Algunos continuaron peleándose, arrancándose la camiseta y rompiendo botellas de cerveza, constató la agencia AFP.

La mayor parte de los 'hooligans' llevaban una botella en la mano y algún 'pack' de varias cervezas.

Durante tres horas se sucedieron peleas esporádicas en los alrededores. Las más numerosas, cerca del Vieux-Port, llegó a enfrentar a 500 hinchas, 300 por un lado y 200 por el otro.

Incluso una hora antes del partido hubo disturbios cerca del estadio Velodrome, obligando a las fuerzas de seguridad a utilizar granadas lacrimógenas y un cañón de agua para dispersar a los hinchas.

Eric Dier, autor del gol de Inglaterra en el empate 1-1 ante Rusia, dijo que no eran imágenes agradables de ver.

"Yo estoy aquí para jugar y no son las cosas que queremos ver. Queremos ver a hinchas que se diviertan y que disfrutan del fútbol", señaló.

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) y el exinternacional Gary Lineker criticaron este sábado el comportamiento de los hinchas ingleses en Marsella.

Mark Whittle, director de comunicación de la FA, señaló que "la FA está muy decepcionada por todo lo que sucedió y condena el comportamiento de sus hinchas".

"Las autoridades son las que tienen que hacer justicia. Nosotros pedimos que los fanáticos se comporten de forma correcta", añadió.

Por su parte, Lineker, exinternacional inglés y reputado presentador televisivo en la actualidad, aprovechó su cuenta oficial de Twitter para redoblar sus críticas contra las personas que no dejan que el fútbol sea una verdadera fiesta en paz.

"¿Qué le pasa a esta gente? Es absolutamente embarazoso para el país", escribió el exgoleador de los Pross, héroe de Inglaterra en el Mundial de Italia 1990.

Violencia también en Lyon

Los hooligans ingleses también chocaron con los franceses en un bar del centro de Lyon.

Los incidentes no generaron heridos, pero provocó rotura de vidrios y muebles en el establecimiento ubicado en el centro de la ciudad, donde está ubicado uno de las fan-zones de la Eurocopa.

Lyon está bajo amenaza ya que fue la ciudad que varios ingleses y norirlandeses, eligieron como sede fija para el resto del torneo.

Incidentes de Niza

La violencia entre los aficionados de la selección de Irlanda del Norte y los habitantes locales de Niza dejaron siete heridos.

Uno de ellos sufre traumatismo craneal, informó la prefectura, que explicó que un grupo de locales provocaron a los norirlandeses y estalló una pelea, con golpes y lanzamiento de botellas.

Una versión que conincide con la ofrecida por un policía norirlandés presente en el momento de los hechos.

"Sobre 20-30 jóvenes de Niza comenzaron a lanzar botellas a los aficionados de Irlanda del Norte. Se devolvieron algunas botellas y hubo algún puñetazo", indicó el agente. (En base a AFP)

Los tres partidos de hoy

Turquía-Croacia
El Turquía-Croacia en el Parque de los Príncipes forma parte de esos partidos de riesgo. El capítulo de las polémicas ha estado bien nutrido en las últimas horas, con organizaciones -entre ellas SOS Racismo- que han pedido la prohibición del cántico oficial de los hinchas de Croacia, que a su juicio constituye un himno "nacionalista y violento".

Polonia-Irlanda
Este partido permitirá al público de Niza ver a uno de los mejores número 9 del mundo, Robert Lewandowski. Para los norirlandeses, el partido será su debut absoluto en una Eurocopa y su regreso a una gran competición por primera vez desde el Mundial de México-1986.

Alemania-Ucrania
La campeona del mundo, Alemania, hará hoy su esperada entrada en la Eurocopa de Francia, con un duelo ante Ucrania en Lille. El técnico alemán se enfrenta a otro rompecabezas: la defensa, descompuesta tras la baja de Antonio Rüdiger, que iba a ser el sustituto de Mats Hummels, duda para toda la fase de grupos. En la última Eurocopa, Ucrania podía contar en el ataque con su estrella Andrei Shevchenko, que ahora es entrenador adjunto.

Fuente: El Observador y Agencias Internacionales

Populares de la sección