La cantera violeta se volvió copera

Defensor Sporting alcanzó los cuartos de final de la Copa Libertadores por tercera vez en los últimos siete años; ¿la clave? en las tres instancias tuvo un plantel conformado con mayoría de jugadores de la casa

La presente Copa Libertadores puede quedar guardada en la memoria del hincha de Defensor Sporting, compartiendo un lugar con las ediciones de 2007 y 2009, cuando el violeta también llegó a cuartos de final.

El denominador común de los planteles es claro: los tres tenían más jugadores criados en el complejo Arsuaga que adquiridos a otras instituciones. Ese logro fue el motor para que Nacional y Peñarol quisieran copiar el modelo. En 2007, Jorge Da Silva marcó el camino. El eje del equipo fue Diego De Souza. Lejos de pagar cifras astronómicas, el violeta se reforzó con jugadores del medio probados y dos extranjeros con pergaminos: Marchant y Castillo. Luego de eliminar al copetudo Flamengo, el violeta cayó ante Gremio.

En 2009, con varios integrantes del plantel anterior transferidos, Da Silva se las volvió a ingeniar con juveniles. El resultado fue excelente. Bombonerazo incluido, eliminó a un Boca Juniors que no perdía en su casa desde 2003 por Libertadores. Estudiantes de La Plata, a la postre campeón, acabó con la ilusión.

En 2014, y con Herrera como repetidor, la tendencia resulta cíclica. Los juveniles violetas escriben su historia, de la mano de los veteranos Fleurquin y Olivera, dejando rivales en el camino. América espera por ellos.

La campaña de la Copa Libertadores de 2007: La mixtura del polilla

Jorge Da Silva armó su plantel en base a los juveniles promocionados desde Pichincha. De los 30 futbolistas de la lista de buena fe, 22 eran de la casa. Diego De Souza y Sebastián Fernández rayaron a gran altura. El plantel tuvo solo dos extranjeros esta temporada: Julio Marchant y Jairo Castillo.

Plantel: Martín Silva, Williams Martínez, Andrés Lamas, Pablo Gaglianone, Jorge Curbelo, Mario Risso, Nelson Semperena, Alejandro Acosta, Gonzalo Maulella, Pablo Pintos, Sebastián Ariosa, Miguel Amado, Diego Ferreira, Diego De Souza, Julio Marchant, Maximiliano Pereira, Álvaro Navarro, William Ferreira, Tabaré Viudez, Mauro Vila, Sebastián Fernández, Carlos María Morales y Jairo Castillo.

La campaña de la Copa Libertadores de 2009: Laboratorio violeta

Otra vez con Jorge Da Silva en la conducción técnica, el plantel copero de 2009 repitió la tendencia. Se utilizaron menos jugadores, 16, de los cuales 11 fueron canteranos. Gaglianone, Curbelo, Mora, Vera y Marchant fueron la excepción. Esa edición consagró a Silva, Amado y De Souza. Además proyectó a juveniles que estuvieron también en 2007, como Risso, Pintos, Ariosa y Navarro. Herrera sigue hasta hoy.

Plantel: Martín Silva, Pablo Gaglianone, Jorge Curbelo, Leandro Cabrera, Robert Herrera, Mario Risso, Pablo Pintos, Sebastián Ariosa, Miguel Amado, Diego Ferreira, Diego De Souza, Julio Marchant, Diego Vera, Rodrigo Mora, Álvaro Navarro y Mauro Vila.

La campaña de la Copa Libertadores de 2014: Bajo la batuta de Olivera

El equipo de Fernando Curutchet tiene en Fleurquin y Olivera dos referentes. El certamen sirvió para confirmar el crecimiento de Gedoz, el roce internacional de De Arrascaeta y la pasta del juvenil Malvino. Compró poco (Campaña, Correa, Cardacio, Alonso y Regueiro) pero muy bien. Los resultados están a la vista.

Plantel: Martín Campaña, Matías Malvino, Emilio Zeballos, Robert Herrera, Gastón Silva, Pablo Pintos, Nicolás Correa, Federico Gino, Matías Cardacio, Andrés Fleurquin, Nicolás Olivera, Matías Alonso, Giorgian De Arrascaeta, Felipe Gedoz, Ignacio Risso, Lucas Morales, Leonardo Pais, Adrián Luna, Mario Regueiro, Juan Carlos Amado y Ramón Arias.


Populares de la sección

Comentarios