La cantera inagotable

Gastón Pereiro, Carlos De Pena y Nicolás Prieto, nuevas figuras que surgen de las categorías juveniles del club tricolor

Los primeros partidos de Nacional versión 2014 mostraron la participación de futbolistas surgidos en las divisiones juveniles, una constante en el club tricolor, aunque el año pasado no tuvieron la trascendencia de temporadas anteriores.

La producción de Gastón Pereiro, de apenas 18 años, da para alimentar la ilusión de los hinchas; Carlos De Pena marcó el martes el gol de la clasificación de Nacional a la fase de grupos de la Copa Libertadores; Nicolás Prieto fue una de la grandes figuras de ese partido, un perro de caza en la mitad de la cancha. Pero también Rafael García demostró que puede jugar de titular en la Primera tricolor sin que le tiemblen las piernas, Gonzalo Ramos tuvo raptos interesantes, así como Hugo Dorrego y el lateral Alfonso Espino que debutó el fin de semana contra Racing.

Nacional es una cantera inagotable de jugadores como gustan decir en Los Céspedes. El trabajo serio, profesional, de captación de talentos se inició en el 2000 y aún sigue dando sus frutos.

Sebastián Coates, Santiago García y Mauricio Pereyra, tres talentosos futbolistas productos de la generación de 1990 fueron transferidos en 2011.

Pero ese año surgieron otros jugadores de gran jerarquía y que tampoco están actualmente en el club. El zaguero Alexis Rolín, los delanteros Nicolás López y Gonzalo Bueno y el lateral Mathías Abero. Excepto Bueno que juega en Rusia, los demás lo hacen en el fútbol italiano.

En 2011 también surgieron Renato César y Darwin Torres, y ya venían con años de experiencia Facundo Píriz (también fue transferido) y Maximiliano Calzada, que aún continúa en el club.

En 2012 la producción fue menor, o al menos no les dieron tanta participación a los jugadores surgidos de las inferiores. Santiago Romero y Rafael García fueron utilizados en algunos partidos.

El año pasado ascendieron a Prieto, De Pena, Dorrego, Maximiliano Moreira y Pereiro.

Varios de ellos van a comenzar a consolidar su gestión en la actual temporada y seguramente serán rápidamente transferidos. Es una constante. Debutan, deslumbran y se van.

Es el trabajo de Nacional que no tiene pausas. A veces los cracks demoran en aparecer, pero siempre hay uno que paga el sacrificio.


Populares de la sección

Comentarios