La Bombonera, el feudo de la violencia

El escenario de Boca Juniors es donde más veces se han suspendido partidos por el torneo

Con la suspensión del Boca Juniors-River Plate del jueves, la Bombonera se convirtió en la cancha con más partidos suspendidos por episodios de violencia en la historia de la Copa Libertadores.

El primer partido suspendido fue el que jugaron Boca con Sporting Cristal de Perú el 17 de marzo de 1971. Pero en este caso la suspensión se debió a una gresca generalizada entre los jugadores.

A falta de cuatro minutos para el final, Sporting Cristal le empató a Boca 2-2 y los argentinos se quedaban afuera del torneo. Entonces se armó y el juez uruguayo, Alejandro Otero, expulsó a 10 jugadores de Cristal y a nueve de Boca. El resultado del partido, 2 a 2, no se modificó pero la Conmebol sancionó a Boca no dejándole jugar el partido que le quedaba que se le dio ganado a su oponente, Universitario de Lima.

Más acá en el tiempo, fue escandalosa la suspensión del Boca-Chivas de Guadalajara, el 14 de junio de 2005. Boca había perdido 4 a 0 en la ida y buscaba una hazaña para darlo vuelta.

El arbitro era el uruguayo Martín Vázquez, quien expulsó a Martín Palermo e increíblemente al mexicano Adolfo "Bofo" Bautista -objeto de todo tipo de agresiones por su estilo provocador-. Cuando el mexicano se retiraba fue escupido en la cara por el DT de Boca, Jorge José "El Chino" Benítez. Además, bajó un hincha, le pegó una trompada y volvió a la tribuna como si nada.

Para colmo, el golero visitante José Corona recibió una catarata de proyectiles y eso llevó al árbitro a parar el partido a los 79 minutos.

La Bombonera fue suspendida por apenas dos partidos. Benítez recibió cuatro de sanción y una multa de US$ 20 mil.

La última suspensión sufrida por el feudo xeneize se dio el 30 de abril de 2008 en un partido ante Cruzeiro.

Increíblemente, Boca ganaba el partido de ida 2 a 1 pero sus hinchas igual agredieron al línea uruguayo Pablo Fandiño con un cubo de hielo y el juez Jorge Larrionda suspendió el pleito a un minuto dle final.

El resultado se mantuvo y Boca clasificó recibiendo una módica multa de US$ 30 mil y el cierre de la cancha por un partidito.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios