La bestia que vive del gol

Cristiano Ronaldo disfruta de un 2013 pletórico, lleva más tantos que partidos jugados, y ayudó para dejar fuera de la Copa del Rey a Barcelona

Lejos en el tiempo quedaron aquellas muecas de molestia o incluso de tristeza que se le vieron en setiembre del año pasado.

Luego de un triunfo ante Granada por aquella época, Cristiano Ronaldo osó decir que estaba “triste”.

Se reunió con el presidente Florentino Pérez y le dijo que quería irse de Real Madrid.

Desde esos días hasta hoy se habla de su nuevo contrato, pero lo que es verdad, es que este notable jugador que vive del gol y a la sombra de un fuera de serie como Lionel Messi, aún no firmó nada nuevo con su club.

Cristiano nació en la época equivocada. Si hubiese nacido 10 años antes o 10 después, seguramente habría sido el mejor jugador del mundo. Pero no. Nació en la época de Messi y entonces todos hablan del brillante argentino y se destaca poco lo del portugués.

La exhibición de Cristiano Ronaldo en el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey en el Camp Nou refuerza su imagen de líder indiscutible del madridismo en el momento más dulce de su carrera, a la espera –ahora sí– de la propuesta formal de renovación que recibirá de Florentino Pérez.

En una temporada impecable, Cristiano tiene por fin en su mano a la exigente afición del Santiago Bernabéu. Ya tiene un cántico que no para de resonar en las gradas y, sobre todo, el respeto y la admiración de seguidores que ven cómo el futbolista portugués se ha convertido en el gran ejemplo de entrega.

Ronaldo quiere jugar todo. Le da lo mismo un partido de las primeras rondas de Copa del Rey ante un equipo de Segunda división B que un clásico en el Camp Nou. Su motivación y su hambre de éxito le llevan a su mejor imagen. Su obsesión es seguir mejorando. Y lo consigue.

Sus dos goles del martes a Barcelona le convirtieron en el primer futbolista que marca en seis visitas consecutivas al Camp Nou. Le elevan como figura odiada y temida por el barcelonismo. Ocho goles en casa del gran enemigo. Doce tantos en total en clásicos que detienen el mundo futbolístico. Nunca falla a la hora de la verdad.

En tres temporadas y media, el portugués ya incluye su nombre entre el de grandes goleadores de la historia del madridismo. El martes igualó a Carlos Santillana con 12 tantos en duelos contra Barcelona. Sus siguientes retos son Paco Gento y Puskas (14 goles), Raúl (15) y Alfredo Di Stéfano (18). El próximo sábado tiene una nueva oportunidad para seguir subiendo en el ranking.

Sus números están en continuo crecimiento en Real Madrid. De sus 33 goles en 35 partidos de su primera campaña, pasó a 53 en 54 en su segundo año, 60 en 55 en la última temporada y va camino mejorar esas cifras en la actual.

A finales de febrero y con tres meses de competencia por delante, Cristiano ya ha firmado 39 goles en el mismo número de partidos. Se reparten entre sus 24 ligueros, ocho coperos y siete en Liga de Campeones.

Está en su mejor momento y tiene al madridismo en la palma de la mano.


Populares de la sección

Comentarios